Proyectos inmobiliarios fomentan el turismo y los negocios en Guayaquil

- 20 de septiembre de 2019 - 00:00
Foto: Miguel Castro / El Telégrafo

Ciudad del Sol y Ciudad del Río concentran numerosos hoteles, centros comerciales, centros de convenciones, restaurantes, tiendas y espacios de diversión nocturna. Su ubicación es ideal para equilibrar actividades turísticas.

Nueva York nunca descansa ni escatima presupuesto a la hora de abrir nuevos proyectos inmobiliarios, que no solo sean coherentes con la dinámica de la ciudad, sino que además se conviertan en focos turísticos de la urbe.

En marzo de 2019, esta ciudad abrió las puertas de Hudson Yards, un complejo que incluye 16 rascacielos nuevos, restaurantes, centros comerciales, tiendas, oficinas y departamentos.

El nuevo parque inmobiliario genera más de 50.000 plazas de trabajo y se estima que 46 millones de personas lo visiten hasta abril de 2020.

Los proyectos inmobiliarios de gran escala se han convertido en focos de desarrollo turístico en algunas ciudades como el Miyana y Barranca, en México; Costa Brava y Torre Riverside, en España, y Uaturi, en Perú.

En Guayaquil, Ciudad del Río y Ciudad del Sol son dos de los proyectos más grandes que se han desarrollado en los últimos diez años.

Isabel Noboa, presidenta ejecutiva de Pronobis, firma responsable de estos proyectos, asegura que el sector inmobiliario juega un papel fundamental en el desarrollo turístico de una ciudad. “No solo se levanta una infraestructura de hierro y cemento; la gestión inmobiliaria también construye empleo, ornato y, especialmente, autoestima en los ciudadanos que ven su entorno embellecido”, señala la empresaria.

Pronobis ha invertido una cifra superior a $ 850 millones en más de 50 proyectos inmobiliarios. En Ciudad del Sol convergen alrededor de 1’500.000 personas al mes, entre visitantes locales, turistas nacionales y extranjeros. “Solo Mall del Sol recibe más de 20 millones de visitantes en el año”, dijo Noboa.

En julio del próximo año 2020, inaugurará el edificio 100 Business Plaza, en el mismo complejo y con una inversión de $ 15 millones.

En otro extremo de Guayaquil, junto al cerro Santa Ana, la firma construyó Ciudad del Río con una inversión de $ 360 millones. Este espacio se ha convertido en uno de los rincones más concurridos de la urbe, especialmente por su cercanía al río Guayas y afluentes.

El lugar concentra hoteles, condominios habitacionales y un complejo de más de 500 oficinas y 25 locales, aproximadamente. La próxima semana, en esta zona se colocará la primera piedra de Soho 360, un edificio multifuncional que tendrá locales, departamentos y oficinas.

La obra, que será construida con técnicas de responsabilidad ambiental, tendrá una inversión aproximada de $ 50 millones. “Estos proyectos han dado cabida al nacimiento de nuevos modelos de negocios, como el turismo gastronómico”, agrega Noboa.

Equilibrio citadino

Felipe Jurado Sosa, jefe de Diseño de la firma Wong & Wong, asegura que los proyectos inmobiliarios en Guayaquil funcionan “bastante bien”, especialmente porque le dan equilibrio a la ciudad.

“Al estar ubicadas en diferentes zonas, tanto Ciudad del Sol como Ciudad del Río hacen que las personas no acudan hacia un mismo lugar y así evitan el caos”, dijo.

Sin embargo, considera que pese a la concurrencia masiva de personas, estos sitios no generan un sentimiento de apropiación. “Estos lugares no fueron pensados para que la gente vaya, camine y pasee al aire libre. Fueron pensados con una visión de comercio y debido a su concurrencia se convirtieron en sitios de interés turístico”, agrega.

Contrario a lo que ocurre con Guayarte, el espacio ubicado en el Malecón del Salado. Según Jurado, cuenta con una amplitud “importante”, pero aún así no se conecta con el entorno de la ciudad.

“Es un proyecto cubierto y su lenguaje arquitectónico no funciona en Guayaquil. El uso de contenedores en una ciudad tan calurosa y lluviosa no es lo adecuado”, explica el experto. Sin embargo, resalta que los proyectos han recibido el impacto deseado ya que en el día son centros de comercio y negocio, mientras que en la noche la oferta se amplía al turismo gastronómico o de entretenimiento.

Según cifras divulgadas por el Ministerio de Turismo, 13’311.584 ecuatorianos de diferentes partes del país pernoctaron en Guayaquil en el año 2018.

Generar marca ciudad

Guillermo Zurita, director de la consultora Z&A, recomienda el trabajo conjunto entre empresa privada, gobierno local, universidades y la sociedad para crear la “marca ciudad”.

Guayaquil tiene potencial, solo se necesita que se trabaje de forma conjunta para reunir cultura, tradición y destacar su lugares íconos con una misma narrativa histórica, gráfica y conceptual que la promocione fuera del país. El primer paso es el diálogo, tienen mucho por hacer”, concluyó. (I)

--------------------------

El mundo conoce sobre el turismo en Sudamérica

Proveedoras de servicios turísticos de Brasil, Argentina, Colombia, Chile y Ecuador son algunas de las empresas que participan en la edición 43 de TravelMart LatinAmerica, un evento que funciona como una rueda de negocios.

En este encuentro comercial, que se inició el jueves y finaliza hoy viernes 20 de septiembre de 2019 en Quito, alrededor de 200 empresas proveedoras de turismo de Sudamérica, entre hoteles, agencias de viajes y diversos operadores de turismo, se reunieron con más de 200 compradores de Estados Unidos, Canadá, Australia, Inglaterra, Alemania, Francia, España y otros países que buscan establecer conexiones con atractivos turísticos de esta parte del continente.   

Según Verónica Sevilla, gerenta de Quito Turismo, el objetivo de este tipo de eventos es atraer la atención de agentes de viajes y mayoristas del mundo y tener la posibilidad de reunirse con ellos.

Para Mariano Proaño, viceministro de Turismo, aunque Galápagos es un importante atractivo para el viajero extranjero, las regiones continentales cada vez ofrecen más opciones que se impulsan justamente a través de estos encuentros. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: