Producción arrocera cubre la demanda

02 de enero de 2013 - 00:00

El sector arrocero del país cerró el año pasado con una producción no muy alentadora en relación al 2011, debido a la presencia de plagas como el caracol, la sogata y las inundaciones en invierno.

De acuerdo a la Subsecretaría de Comercialización del Ministerio de Agricultura y Ganadería (Magap), se redujo la producción en un 40%; sin embargo, se estima que habrá un excedente de 242 mil toneladas que servirán para abastecer la demanda nacional hasta que inicie la cosecha de invierno de este año.

William Lara, representante de la Junta de Usuarios Babahoyo, provincia de Los Ríos, indicó que si bien hubo afectaciones en la cosecha del grano, eso no quiere decir que los pequeños y medianos agricultores vayamos a perder la inversión realizada o vender a las piladoras a bajos precios, puesto que los comerciantes de la gramínea visitan a los campesinos en sus terrenos y les ofrecen pagar mejores precios, en relación al oficial que actualmente es de 33,25 dólares la saca de 200 libras.

Para poder comercializarse la saca debe contener al menos 20% de humedad y hasta 5% de impurezas. El quintal de arroz pilado se vende desde 34 dólares.

Asimismo, Lara se queja porque “todavía desde el Ministerio de Agricultura y Ganadería (Magap) no se encuentra la fórmula adecuada para combatir no solo la plaga del caracol sino otras enfermedades que no permiten el desarrollo adecuado de los cultivos”.

Ángel Gavilánez, productor arrocero de la zona de Buena Fe (Los Ríos), manifestó que en el  lugar siembran el arroz de invierno, porque en época de verano se dedican al cultivo de soya.

Recordó que pese a los problemas registrados, “este año vendimos el arroz entre los 34 y 38 dólares, precio que resultó alentador para el sector agrícola”. En cosechas pasadas, el sector se vio imposibilitado de pagar sus deudas adquiridas en los bancos o al chulco.

Semillas certificadas

Los pequeños y medianos agricultores de las provincias de Los Ríos y Guayas esperan recibir, pronto, semilla certificada de alto rendimiento que les permita mejorar su volumen de producción. Los arroceros solicitaron que los técnicos del Magap ingresen al campo a capacitar a los agricultores con nuevas técnicas de cosecha.

William Lara enfatizó que “los técnicos del Magap no están actualizados y si aparecen una vez a reuniones con los campesinos no regresan por una segunda ocasión y nos dejan abandonados en el desarrollo de nuestra siembra y cosecha”.

Además, denunció que “varios de estos técnicos son propietarios de tierras, por lo que quienes han recibido las semillas certificadas son los agricultores que están más cerca de ellos o se las quedaron para ellos mismos, que son quienes se han beneficiado de este apoyo gubernamental, porque poseen extensiones de tierra de entre 100 y 200 hectáreas”.

Con esta denuncia coincide Carlos Torres, dirigente de la Junta de Riego Daule – Peripa, en Guayas, por lo que exhorta a las autoridades del Ministerio a tomar mucha atención en este tema.

Torres aseveró que a las puertas del inicio de la siembra de invierno, el quintal de semilla del arroz 009 que alcanza para media hectárea, cuesta 60 dólares. “Son precios altos, difíciles para que un pequeño agricultor pueda adquirir la semilla de calidad, por tal motivo necesitamos que el Gobierno la subsidie para mejorar la productividad del sector”, acotó.

Carol Chehab, subsecretaria de Comercialización del Magap, indicó que en los próximos días inicia el plan piloto de entrega de semilla certificada, que en esta ocasión servirá para beneficiar únicamente a 10 mil hectáreas, porque no hubo disponibilidad suficiente de semilla en el Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (Iniap). Para la época veranera se espera cumplir con el requerimiento de las 370 mil hectáreas de producción que existen en el país.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: