Modernización petrolera fusiona empresas estatales

01 de abril de 2011 - 00:00

El sistema hidrocarburífero ecuatoriano recibirá, de forma directa, entre un 20 y 22% del total de la renta petrolera para sus operaciones, es decir que el financiamiento anual  ya no será una asignación presupuestaria del Ministerio de Finanzas.

Esta es la propuesta interna de financiamiento del plan quinquenal  para el holding petrolero, que se creará como resultado del proceso de modernización de   Petroecuador, que fusionará a esta empresa con  Petroamazonas.

Ayer inició este proceso con la firma del contrato con la empresa  Deloite & Oil and Gas International, que fue seleccionada en mayo de 2010 de entre cinco postulantes. El costo de esta consultoría es de  6,5 millones de dólares, la primera etapa es de 1, 8 millones en cinco meses y la segunda de 4,7 millones. Se requerirán 54 expertos y 45 mil horas de trabajo para desarrollar el proceso.


El ministro de Recursos Naturales No Renovables, Wilson Pástor, explicó que en la fusión  desaparecerá Petroamazonas. Pero el holding petrolero, resultado de la unión de las operadoras estatales, estará conformado por tres unidades de negocios: una operadora de exploración y producción que significa la fusión de las actuales Petroecuador y Petroamazonas;  una empresa operadora de comercialización, transporte y refinación; y una empresa que planificará las acciones del grupo, que será Petroecuador.

Deloitte implantará lo que determina la Ley de Empresas Públicas, es decir exigirá que se cumpla el plan quinquenal de inversiones y establecerá la tasa de autofinanciamiento para las inversiones.  

Este proceso busca  una empresa con  recursos humanos adecuados, “pero si en el análisis es necesario que se retiren algunos funcionarios, habrá que hacerlo”, dijo el ministro, aunque cree que se debería incorporar más personal a Petroecuador, pues el negocio petrolero del país está creciendo en proyectos como: el gas del golfo de Guayaquil, refinería del Pacífico, optimizaciones de las  refinerías Esmeraldas y Shushufindi y el futuro desarrollo   de los bloques petroleros del sur oriente.

Pástor reestructurará   contrato de   Río Napo

La caída de producción en más de 2.000 barriles diarios  del campo Sacha,  operado por la empresa de economía mixta Río Napo, conformada entre Petroecuador (70% en acciones) y Petróleos de Venezuela (PDVSA, con 30%),  se debe a tres errores contractuales, aseguró Pástor, quien criticó el contrato. 

La compañía recibe un costo operativo de 4,5 dólares por barril extraído, cuando en realidad es 7,6 dólares. Este  costo es menor  al de Petroecuador, que es de 7,5 y 8 dólares en promedio; mientras Petroamazonas tiene un costo de 5,5 dólares y los costos a privadas están entre 9 y 12 dólares.

También, la curva base del contrato es del 4% de declinación natural, cuando los campos reducen su producción, por los años de explotación que han tenido,  entre el 7% y 10%. “Estos datos entrarán  en una reformulación del contrato, con una curva base realista y costos realistas, para que las empresas tengan incentivos para invertir”.

En Sacha se trabaja  con una torre, cuando se necesitan tres. “Una torre  tuvo un accidente. Debe ser reemplazada por una nueva. Y la tercera torre o  Pdvsa la trae en 40 días o Petroecuador la contrata”, advirtió. 

La operadora deberá presentar un plan quinquenal con proyectos de recuperación mejorada de petróleo. “Si no es aceptado, tendremos que cambiar de operadora”, dijo. En 60 días se realizará una evaluación de la administración de la operadora  y se prevé   cambios.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: