Margarita Hernández: “El funcionario público no trabaja para el Gobierno”

- 15 de mayo de 2018 - 00:00
Margarita Hernández, superintendenta de Economía Popular y Solidaria (e)
Foto: Mario Egas / El Telégrafo

La sucesora de Patricio Rivera promete una gestión técnica, sin las distorsiones que conlleva la política.

Fue alumna de Julio César Trujillo, presidente del Consejo de Participación Ciudadana Transitorio (CPCCS-T), aunque no mantuvo contacto con él hace casi 20 años.

Se define a sí misma como “técnica, no política”. Para asumir la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria (SEPS) suspendió su período de maternidad.

Margarita Hernández asumió funciones tras la destitución de Patricio Rivera (ex ministro de Economía en el gobierno de Rafael Correa).

Habló con EL TELÉGRAFO sobre el nuevo reto que le espera siendo titular del organismo al que pertenece desde hace seis años.

¿Cómo se preparó para ser la nueva Superintendente?
Yo no me preparé. El Consejo tomó la decisión basado en mi hoja de vida, entiendo. Me enteré de la noticia mientras estaba en mi período de maternidad. Debía reingresar el día 10 (de mayo).

Como ya se conoció el orden del día de la reunión del Consejo y estaba la resolución del encargo de la SEPS, vi la transmisión en vivo desde mi casa. Lo correcto era estar informada porque (el designado) iba a ser mi próximo jefe. Ahí me enteré que era yo (risas).

¿Entonces cómo fue la posesión?
Cuando uno hace carrera en el sector público, en mi caso, empieza desde lo más básico. Y de pronto encontrarme con el CPCCS-T que realiza una labor por el país y marca un hito, es asumir un compromiso. El señor Trujillo me encargó la SEPS refiriéndose hacia mí como una persona proba para el cargo.

¿Cómo ve al actual Gobierno y al Consejo Transitorio?
Yo soy netamente técnica. Creo que el funcionario público trabaja para el Estado, no para el Gobierno. Ese es el modo en que se   puede mantener una gestión técnica, sin distorsiones que genera la política.

¿Cómo percibe a la SEPS?
La institución ha crecido muchísimo. Antes cuando las cooperativas estaban reguladas en la Dirección Nacional de Cooperativas del MIES, no había un control.

Las facilidades que ahora tienen las organizaciones, no solo para acceder a información y medirse con sus pares del sistema financiero, abren posibilidades enormes.

Aunque nosotros tenemos como meta regular y controlar el sector, lo que hacemos es propender a que eso sea un instrumento de apoyo.

¿Qué avances destaca en el último año?
El registro y creación de las cajas y bancos comunales. Para el sector financiero es un asunto nuevo. Otro tema es la consolidación de muchos procesos de fusión. La EPS tiene como principio que estas organizaciones son de personas, no de capitales.

¿Qué importancia tiene la SEPS en la economía nacional?
La SEPS, no para la economía, para nuestras organizaciones sí, que son básicas para la economía. Generan trabajo que tiene dos lados, pues al ser organizaciones de personas y no de capitales se propende a fines más altos, no solo recibir la remuneración sino el proyecto de vida.

¿Cómo sigue el vínculo con la Cámara y el Instituto de Economía Popular y Solidaria (IEPS)?
Mantenemos convenios con ambas. Con el IEPS tuvimos una reunión esta semana para consolidar los procesos que no pueden detenerse. En el último año la SEPS ha pasado por cinco superintendentes, eso genera inestabilidad.

¿Cómo están preparados para las resoluciones del Decreto Ejecutivo que envió el presidente Lenín Moreno?
Tenemos acercamientos con la vicepresidenta (María Alejandra Vicuña) que tiene la misión de articular. La economía, popular y solidaria aparte de abarcar los dos grandes campos que son el financiero y el sector real, está vinculada con otros actores y procesos más grandes. (El decreto implica) básicamente coordinación e interacción. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: