Iniciativa mundial forestal sostenible apoya a 10 países

- 02 de agosto de 2018 - 00:00
En la actualidad, Ecuador fortalece la gobernanza forestal al establecer alternativas para un manejo y producción sostenibles.
Foto: Archivo / EL TELÉGRAFO

La segunda fase del programa se presentó en el XXIV Comité de la FAO que aborda el tema. En el país, el proyecto IAPA empezará en octubre y contará con la inversión inicial de $ 1,2 millones.

La “Iniciativa del Mecanismo para los bosques y fincas” redoblará esfuerzos para ayudar a productores forestales y agrícolas y a sus organizaciones a desarrollar entornos resilientes al clima.

Además del fortalecimiento empresarial y la generación de trabajo para las mujeres y jóvenes, mediante la creación de entornos normativos propicios para los sectores rurales.

El programa, iniciado en 2013, se impulsa a través de una alianza entre la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), el Instituto Internacional para el Medio Ambiente y el Desarrollo (IIED), la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y AgriCord.

Hasta hoy, la iniciativa internacional reforzó la capacidad de más de 950 organizaciones forestales y de productores agrícolas en 10 países, lo que redujo la pobreza, mejoró los precios para los productores e involucró a más mujeres y jóvenes en oportunidades de desarrollo empresarial, entre otros.

Hace pocos días, durante el Vigésimo Cuarto Comité Forestal (COFO24), que se realizó en Roma, se anunció que la segunda fase de la iniciativa se desarrollará durante los próximos cinco años, en 25 países de Asia, América Latina y África, lista que incluye a Ecuador.

Esta etapa del “Mecanismo para los bosques y fincas” se centrará en: Formar y fortalecer la capacidad de las organizaciones forestales y de productores agrícolas, con apoyo financiero y técnico; Aumentar el número de empresas, ofreciendo acceso a los mercados, financiación y capacitación.

Además, de desarrollar actividades de mitigación, adaptación y resiliencia climática, para que los productores forestales y agrícolas restauren y administren sus bosques y tierras agrícolas.

Ecuador planteó actuar rápido
En el encuentro, Jéssica Coronel, directora forestal del Ministerio del Ambiente, no solo planteó una actuación rápida y eficaz en favor de los bosques, sino que resaltó la importancia de su cuidado para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

“La deforestación no solo se trata de un problema ambiental, sino socioeconómico al cual hay que atacar de raíz. Existen numerosos acuerdos internacionales para revertir la problemática”.

Además, la delegación de Ecuador presentó los avances del Proyecto de Integración de las Áreas Protegidas del Bioma Amazónico (IAPA).

Además de la visión de la participación del país en el Mecanismo para Bosques y Fincas, para viabilizar el financiamiento, llegar a acuerdos y brindar donaciones a comunidades, organizaciones productoras indígenas y gobiernos, con el objetivo de fortalecer la gobernanza forestal al establecer alternativas vinculadas con la bioeconomía.

La FAO indicó que en Ecuador el proyecto se iniciará en octubre, cuya inversión inicial será de $ 1,2 millones, a nivel nacional, con particular énfasis en Napo y beneficiará a 1.455 familias de pequeños productores.

El organismo indicó que cerca de 1.500 millones de productores forestales y agrícolas suponen el 90% de los agricultores del planeta, siendo los pueblos indígenas que desempeñan un papel clave en la gestión forestal sostenible.

Daniel Gustafson, director general adjunto de la FAO al frente de Programas durante la Semana Mundial de los Bosques, dijo que estos grupos forman una gran parte de la población rural pobre, que depende de la agricultura, los bosques y los sistemas agroforestales para producir alimentos. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: