Invertir en la construcción dinamiza la economía

- 23 de octubre de 2018 - 00:00
Silverio Durán Presidente de la Cámara de la Industria de la Construcción (Camicon).
Foto: Mario Egas / El Telégrafo

Las últimas medidas anunciadas trazan un entorno favorable para reactivar al sector; se estima que en cinco años la industria crecerá sostenidamente.

Se estima que en Ecuador la industria de la construcción puede llegar a generar hasta cerca de dos millones de fuentes de trabajo de forma directa e indirecta. Desde la segunda mitad de 2015 el sector ha ido en descenso, principalmente empujado por la Ley de Plusvalía.

Este año registra una leve recuperación y el viernes pasado el Gobierno anunció nuevas medidas para reactivar la industria. Silverio Durán, representante de los constructores, advierte un mejor panorama.    

¿Qué les hace pensar que estas nuevas promesas van a funcionar?
Todas las iniciativas que anuncia el Gobierno las tomamos con cautela, pero también con mucho optimismo. Les hemos dicho a las autoridades que necesitamos el aporte de lado y lado, que entiendan que donde hay liquidez en este momento es en el sector privado.

Una de las buenas noticias es el cambio de consideración de la vivienda de interés social que pasa de $ 40.000 a $ 70.000.
¿Qué implicaciones tiene que se haya elevado este costo?  
El constructor ya puede acogerse a los beneficios que da el Gobierno, sobre todo en temas tributarios. (En las casas de $ 40.000) las consideraciones eran muy limitadas, una casa de $ 40.000 primero debe tener un terreno barato y en las principales ciudades del país no es posible.

Son terrenos caros, entonces no se puede acceder a una vivienda de interés social fácilmente. (El precio anterior) no contemplaba los costos de mercado, justamente porque había sitios extremadamente lejos de las urbes.

¿De qué servirán las buenas iniciativas si no se agilita la aprobación de proyectos en los municipios?
Hoy todo el país está empeñado en reducir la tramitología. El Municipio (de Quito) ha impuesto a las dos entidades colaboradoras plazos de 17 días, normalmente eso ha demorado meses e incluso años, en algunos casos. Lo mismo están haciendo otras instituciones públicas. Esto es beneficioso porque mientras más se dilata un proyecto más se encarece.

Una de las medidas tiene que ver con acceso a financiamiento a tasas menores, ¿esto se logró a base del diálogo?
Ha sido básicamente una propuesta de largo tiempo. Este Gobierno es el que más apertura nos ha dado en los últimos tiempos y de hecho ya se ven resultados. (Antes las tasas de interés) han sido normalmente del 7% para arriba.

¿En qué beneficia la resolución del Sercop que amplía el tiempo de experiencia específica?
En esto también hemos insistido durante mucho tiempo. La experiencia no caduca. No se pueden poner límites extremos de 2 o 3 años. En la construcción de un puente, por ejemplo, le exigían tener experiencia específica dentro de los últimos tres años; si usted, que ha construido puentes durante toda su vida, no ha podido hacerlo en los últimos tres años, ya no calificaba. Absolutamente toda la obra pública se beneficiará, porque van a existir más ofertas.

Las propuestas son prometedoras, pero la situación del empleo no es la mejor, ¿cuál es su lectura al respecto?, ¿cómo se motivará a la gente a invertir en una vivienda?  
Volver a invertir en la construcción dinamiza la economía y crea más puestos de trabajo, y al tener un empleo fijo ya se puede obtener un crédito hipotecario. Crece la demanda y crece la oferta.

En este año el sector dejó de caer y ha mejorado levemente, ¿en qué momento cree que se verán los resultados de las medidas?
La caída ya no es vertical, ha disminuido bastante. La esperanza y el optimismo que tenemos es que en los próximos cinco años esto genere estabilidad y crecimiento.

¿Qué efectos se han visto desde la eliminación de la Ley de Plusvalía? ¿Cuántos empleos se perdieron por esa norma?
Muchos constructores quebraron al no poder cumplir con sus obligaciones por tener paradas las obras. Se habla de hasta 110.000 empleos directos que se perdieron por esa ley.

Algunos constructores nos comentaban que al día siguiente de la consulta popular sus oficinas de ventas empezaron a recibir muchas llamadas, cuando antes solo recibían hasta solo tres en el mes. Eso no significa que la venta se dio de inmediato, pero sí muestra que hay interés.

Vemos al 2019 con mucho más optimismo porque quizá vayan aterrizando muchas de las cosas que hemos discutido. (I)

---------------------------------

Cooperativas ofrecerán microcréditos para el sector

Entre enero y agosto de este año, el sector financiero y solidario, que abarca a cooperativas y mutualistas, ha entregado el 36% de los créditos para vivienda en el país, informó este lunes 22 de octubre la superintendenta de Economía Popular y Solidaria, Margarita Hernández.

Para la funcionaria, la iniciativa del plan gubernamental presentado el pasado viernes, “Construimos Empleo y Prosperidad” que prevé entregar $ 2.750 millones para créditos de inversión en el sector de la construcción y la vivienda, tendrá un efecto beneficioso en la economía ecuatoriana.

De acuerdo al plan del Gobierno, del monto previsto, $ 8,9 millones serán destinados a las cooperativas de ahorro para la entrega de microcréditos, lo cual beneficiaría al sector de la economía popular y solidaria que realiza actividades relacionadas con la construcción.

“Tenemos por ejemplo asociaciones de carpinteros, vidrieros, productores de materiales de construcción. La intención es unir la oferta con la demanda el crédito y el trabajo, para hacer que los recursos lleguen al territorio”, destacó la superintendente Hernández.

La funcionaria resaltó que la importancia del plan de reactivación permitirá que el sector de la construcción dinamice a varios encadenamientos productivos y el empleo. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: