En Guayaquil, el plan Renova-Panadería llega a unos treinta artesanos

28 de marzo de 2012 - 00:00

Alrededor de 30 panificadores de Guayaquil serán los primeros beneficiarios del plan Renova-Panadería que ejecuta el Ministerio de Industrias y Productividad.  

Ellos ya tienen adelantados sus trámites ante el Banco Nacional de Fomento (BNF), organismo que entregará los recursos para el cambio de sus equipos.

El Gobierno tiene presupuestados $ 21 millones de dólares para entrar en un proceso de renovación de hornos, amasadoras, batidora, cortadoras y otros.

La ministra de Industrias, Verónica Sión acudió a la Sociedad Unión de Panaderos para socializar el plan con los afiliados.

Este gremio tiene más de 115 años de vida, es uno de los más antiguos de Guayaquil y al momento cuenta con unos 80 socios.

La secretaria de Estado dijo que previo a la entrega de los kits, los artesanos deben ser capacitados en temas como las buenas prácticas de manufactura de alimentos.

Resaltó que las iniciativas diseñadas desde su cartera de Estado a beneficio de los artesanos se hacen realidad, pero con las personas que cumplen con las respectivas capacitaciones.

Añadió que la idea es otorgar créditos blandos y  plazos cómodos a personas que producen y además generan empleo. 

“Los beneficiarios podrán acceder a préstamos a través del BNF, con montos entre los $ 5.000 y 15.000. El valor más alto será destinado en la zona de frontera, donde las autoridades van a implementar otro sistema de abastecimiento de gas. Ello provocará que los implementos y  maquinarias a utilizarse en esas zonas del país sean más costosos”, explicó la Ministra.

Sión recordó que en el Ecuador  el 90% de panaderías son de tipo artesanal y la constituyen pequeñas, medianas y grandes panificadoras.

Benjamín Colcha, titular del gremio de panificadores, agradeció a Sión y al Gobierno por esta iniciativa.
Expresó además que ahora dependerá de cada uno de sus compañeros el querer involucrarse en el plan que los ayuda a cambiar sus herramientas de trabajo.

“La gente le teme un poco a las deudas. Hay hornos de última tecnología que cuestan desde los $ 5 mil en adelante, pero creo que vale la pena adquirir la obligación”, puntualizó.   

La propuesta del Ministerio pretende cambiar el modo de operar y el estilo de vida de 3.000 panificadores, que representan aproximadamente el 30% de los panificadores artesanales del país.

Ellos se capacitarán, mejorarán sus prácticas de manufactura, ampliarán su mercado y renovarán sus equipos de trabajo con maquinaria de fabricación nacional.

Tres empresas fabricantes de equipo de panadería, Inox, Ecuahornos y Hornipán, participan del proyecto. Estas compañías están en capacidad de elaborar 60 hornos mensuales.

Los valores a entregarse de los kits van desde los $ 5 mil a $ 11 mil con tasas de intereses entre el 5 y el 7%. 
Andrea Rico, gerente de la regional 5 del BNF, exhortó a los panificadores a que apliquen al programa para que se beneficien con los créditos. 

Afirmó que la institución les otorga toda la apertura necesaria con el objeto de que puedan cambiar la manera de desarrollar sus actividades de trabajo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: