Instituciones privadas que mantienen contratos con el estado también usaron estos documentos

El SRI recuperó $ 307 millones de operaciones de empresas ficticias

- 16 de agosto de 2017 - 00:00
Miguel Avilés, titular de la zona 8 del SRI, durante la rueda de prensa efectuada la mañana del martes 15 de agosto.
Foto: Henry Andrade / EL TELÉGRAFO

A escala nacional este tipo de compañías emitieron facturas falsas por $ 2.100 millones con el fin de perjudicar al fisco. En Guayaquil allanaron oficinas.

La Fiscalía del Guayas y la Dirección Zonal 8 del Servicio de Rentas Internas (SRI) informaron que en días pasados allanaron oficinas en el norte de Guayaquil, donde empresas fantasmas y redes de personas proporcionaban facturas falsas a otras compañías con la finalidad de perjudicar al fisco.

No hubo detenidos durante las incursiones realizadas en una de las torres del edificio World Trade Center, ubicado en la avenida Francisco de Orellana al costado del ente de control.

Las investigaciones permitieron determinar que en los últimos meses los presuntos representantes legales, directivos y contadores de esas oficinas eran las mismas personas. El objetivo de su labor era justificar gastos inexistentes de otras empresas formales.

Las autoridades presumen que por esta vía se esconde el contrabando o actividades informales.

El SRI, a través de su director regional 8, Miguel Avilés, estableció que los valores potenciales recaudados por esas operaciones suman $ 5 millones. Las compañías, manifestó, daban presuntos servicios a otras, entre ellas contratistas del Estado.

La autoridad no proporcionó los nombres porque el caso está en indagación. Tampoco dijo si hay o no involucrados funcionarios públicos. “Nos llama la atención de que haya un conjunto de personas que crea estas compañías para estos fines y ofrece estos servicios”, indicó.

La fiscal provincial, Patricia Morejón, no descartó un eventual lavado de activos en estas actividades ilícitas.

A escala nacional el organismo tributario identificó a 512 supuestas empresas dedicadas a emitir facturas falsas o inventar gastos por aproximadamente $ 2.100 millones. Esto causó un perjuicio al fisco por $ 655 millones.

“Son transacciones que nunca existieron. Las emitieron firmas que no existen”, expresó Avilés.

El SRI pudo recuperar $ 307 millones de 8.000 contribuyentes.

Las facturas fueron entregadas a 18.000 clientes de estas compañías. “A pesar de las advertencias y los comunicados los contribuyentes se mantienen en no pagar al Estado”, aseveró.

El funcionario regional destacó que iniciaron acciones penales en contra de grandes empresas que reunían más de $ 1 millón en compras a sociedades de papel.

Añadió que los representantes legales fueron citados para que expliquen su labor, pero hasta la fecha no han comparecido. “Las cinco grandes compañías identificadas tenían salidas de divisas por $ 7,8 millones. Además no pagaban los impuestos”.

Agregó que dos de ellas hacían compras por $ 18 millones. “Ambas son contratistas del Estado. El perjuicio por no pagar el Impuesto a la Renta suma $ 4,5 millones”.

La fiscal Morejón recordó que existe un acuerdo interinstitucional para actuar con celeridad en el momento de presentarse estos casos. “Nosotros coordinamos con el SRI, una vez examinada la información documentada, para actuar”, manifestó.

La mañana de ayer el director nacional del SRI, Leonardo Orlando, durante una entrevista en el programa Contacto Directo, de la cadena Ecuavisa, informó la existencia de dos empresas fantasmas en zonas marginales del puerto principal vinculadas al caso Odebrecht.

Avilés ratificó que ambas son investigadas y sus nombres publicados en la página web de la institución por dedicarse a esas actividades ilícitas. “Todos los gastos que hayan tratado de justificar, a través de las mismas, son analizados por la entidad. Podríamos llegar a instancias judiciales con ellas”, expresó. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: