Las empresas locales aspiran a internacionalizarse a través de negociaciones con la española inditex

El sector textil nacional produce alrededor de $ 600 millones anuales (Infografía)

- 17 de diciembre de 2014 - 00:00

Las empresas locales aspiran a internacionalizarse a través de negociaciones con la española inditex

Hace 5 años María Yasaca está al frente de Mujeres Emprendimientos, una microempresa dedicada a  confeccionar uniformes y ropa deportiva. La producción mensual es pequeña todavía, de apenas $ 1.000. Yasaca tiene deseos de crecer y empezar a proveer a los grandes almacenes, incluso exportar. Aspiración similar a la de alrededor de 4.000 pequeñas unidades productivas dedicadas a esta labor en el país.

Se estima que el sector textil genera a la economía al menos $ 600 millones anuales. Según cifras de la Asociación de Industrias Textiles del Ecuador (AITE) el crecimiento  del sector ha sido mínimo en los últimos 2 años, pues pasó del 1% en 2013 a 2% en este año, con corte hasta junio. “Estos últimos años han sido malos para la industria”, señaló Javier Díaz, presidente de la AITE.

No se trata -agregó- de que hayan cerrado las empresas ni que despidieran masivamente a los trabajadores, pero el nivel debía ser mayor, considerando el crecimiento de la economía ecuatoriana en general.

Si bien no hay una cifra exacta de cuántas empresas se dedican a la confección, estimaciones de la AITE, se refieren a un promedio de 4.000, incluyendo a las microempresas y aquellas que no están formalizadas.

Contrabando, lo que más molesta

Entre las razones por las cuales la industria textil ecuatoriana no termina de despegar, Javier Díaz menciona el contrabando, así como la subfacturación. Si bien, el tema de las importaciones a través de compras por internet y de los envíos por courier era uno de los que preocupaban al gremio, habría que esperar los resultados que el cobro del arancel de $ 42 por cada paquete 4x4, genere en el futuro.

En cuanto al control de la entrada ilegal de artículos terminados (ropa), el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae) aprehendió este año, de enero a noviembre, un total de $ 10’832.085 en mercadería.

La preocupación de los textileros no es desproporcionada: este año el rubro representó el 38% de las aprehensiones del Senae.

Las cifras tuvieron una ligera variación, pues el monto capturado en 2013 fue de $ 8’197.943, aunque el organismo señaló que el incremento se debe a la implementación de nuevas estrategias de control.

Según Díaz, de los controles que se hagan en torno a la entrada ilegal de ropa al país y el apoyo gubernamental dependerá el pronóstico de la industria para el próximo año.

En la importación de textiles (productos acabados) en el período de enero a octubre hubo variaciones entre 2013 y 2014. El año pasado ingresaron al país $ 302 millones y este año al menos $ 266 millones, una reducción del 13,5%.

Estos resultados están relacionados al proceso de sustitución de importaciones, emprendido por el Gobierno desde comienzos de 2014 y con la intención de cambiar la matriz productiva. Díaz aseguró que para la industria nacional la competencia no es un perjuicio, sino algo saludable y una forma de exigirse mayor calidad.

Kléber Cervantes, gerente de Excellent, establecimiento que ofrece productos de las marcas Polo, Guess, Náutica y Rockport, sostuvo que el problema de la industria local de ropa es algo de “economía de escala”,  no de calidad, porque “el textil nacional es muy bueno”.

Explicó que, aunque el mercado ecuatoriano no podría considerarse pequeño, la oferta de Ecuador todavía  es limitada y es una desventaja, ya que la industria de la moda demanda al menos 4 versiones diferentes de atuendos en el año, así como tallas, colores y texturas diversas. “Es una matriz compleja porque cuando se hace una producción en serie, a mayor cantidad, los costos se reducen significativamente”, apuntó.

Cervantes opinó que la única manera de resolver estas deficiencias es abrir camino al mercado internacional con volúmenes de producción que justifiquen la inversión.

A inicios de año, el Ministerio de Industrias y Productividad (Mipro) anunció que un grupo de empresas locales tuvo acercamientos con el grupo Inditex, propietario de la marca española Zara para producir prendas de vestir.

Hasta ahora no se ha concretado un negocio precisamente porque, según Díaz, dichas empresas no tienen capacidad para producir los volúmenes que demanda la firma europea. Este es el caso de María Yasaca, cuyo volumen de producción es mínimo aún. Por ahora, el sector se esfuerza por colocar sus productos en las cadenas comerciales locales y abrirse camino en las preferencias, lo que se ha conseguido a través de ruedas de negocios.  

Corporación Favorita ha tomado el reto. Según uno de sus voceros, la cadena Megamaxi tiene 2 marcas propias: Blash y GM757, de los diseñadores Roxana Queirolo y Gustavo Moscoso.

$ 1.800 MILLONES EN SUSTITUCIÓN DE IMPORTACIONES

Gracias al compromiso de 911 empresas nacionales, este año se alcanzaron los $ 1.800 millones en sustitución y disminución de importaciones, aseguró el titular del Ministerio de Industrias y Productividad (Mipro), Ramiro González.

La cifra es superior a la proyectada a inicios de año por el Gobierno en $ 800 millones.

Para González, la política gubernamental de sustitución estratégica de importaciones ejecutada desde finales de 2013 y amparada en la Resolución 116 del Comité de Comercio Exterior (Comex) generó un impacto positivo en la balanza comercial no petrolera del país.

Uno de los sectores que se comprometieron a disminuir la importación es el de juguetes, que produjo aproximadamente $ 17 millones. “Hoy se fabrican más juguetes ecuatorianos con calidad, innovación y precios competitivos en el mercado. Estos son una buena opción para regalar en Navidad y apoyar a las industrias nacionales que generan empleo”, sostuvo.

Cuarenta y siete industrias ecuatorianas se encuentran habilitadas para la fabricación de juguetes.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP