Decreto definirá la liberación para importar diésel

- 21 de diciembre de 2018 - 00:00
Foto: Archivo / El Telégrafo

Con la participación de comercializadoras privadas en la importación, el Gobierno busca reducir el gasto en Petroecuador. Se alista compensación para exportadores.

La empresa pública Petroecuador dejará de ser la única que importará diésel industrial. El Gobierno liberará la importación, que dará paso a comercializadoras privadas a participar en el negocio.

Es una de las medidas económicas anunciadas el 18 de diciembre por el ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, quien la justificó como una acción de eficiencia y transparencia.

Permitirá evitar mercados ilícitos y contrabando, señaló. Al liberalizar la importación, los agentes privados pueden invertir sus recursos para importar diésel y expenderlo localmente, explicó la Cartera de Finanzas en un comunicado.

Aparte del anuncio, aún se desconocen detalles sobre cómo se implementará la medida. Para ello, el presidente Lenín Moreno emitirá un decreto ejecutivo.

Para Jaime Rumbea, asesor de la Asociación de Productores Ecuatorianos de Lubricantes (APEL), la liberalización “terminará” con un monopolio público conformado por Petroecuador.

Con la participación de comercializadoras privadas se estima una mayor competencia y los precios deberán adaptarse al mercado internacional. Por tanto, las empresas deberán destacarse por conseguir el precio más eficiente y brindar un buen servicio, acotó Rumbea.

La apuesta del Gobierno es reducir la presión a la Caja Fiscal al no destinar recursos para financiar la compra de diésel en el exterior y expenderlo localmente.

De enero a octubre de este año, Petroecuador desembolsó $ 312,9 millones por importar 3,5 millones de barriles de diésel 2 (usado por la industria).

La petrolera estatal adquiere el hidrocarburo mediante procesos internacionales de licitación pública, en los que se convoca a empresas públicas y privadas.

Las ofertas son abiertas por una comisión especial presidida por la Gerencia de Comercio Internacional de Petroecuador. El acto se realiza con la presencia de representantes de las firmas.

El contrato de importación se adjudica a la compañía que ofrece el mejor valor diferencial por barril de crudo.

A criterio de Bladimir Cerón, analista petrolero, si bien se dice que los precios se regularán por la libre competencia del mercado, la importación a manos de empresas privadas debe ser controlada mediante reglamentación o instructivos que apoyen el sector productivo del país.

De lo contrario -advirtió- podría empeorar el contrabando en las fronteras con Colombia y Perú.

Martínez señaló que los exportadores que hoy reciben un precio preferencial del combustible “no se verán afectados”. Se prepara un mecanismo de compensación vía tributaria y devolución automática por el monto del beneficio actual.

Daniel Legarda, presidente de la Federación Ecuatoriana de Exportadores, prefirió no pronunciarse hasta que se emita el decreto ejecutivo.

Diálogo con distribuidores

A propósito del alza de las gasolinas extra y ecopaís, este jueves 20 de diciembre la Federación de Distribuidores de Combustibles del Ecuador (Fedico) indicó que si no se revisa el porcentaje de utilidad que reciben, las estaciones de servicio agotarán sus inventarios actuales y no comprarán más derivados a Petroecuador.

José Garzón, coordinador de la Fedico, aclaró que están de acuerdo con la reducción del subsidio, pero eso les significará mayor desembolso de recursos, por lo que exigen que se modifique el margen de 13% a 18%. El rubro no ha sido revisado en 15 años.

La Cámara Nacional de Distribuidores de Derivados de Petróleos también reclamó por el margen, pero no respalda las acciones que emprenderá la Fedico.

Francisco Silva, presidente del gremio, dijo que se agotarán todos los mecanismos de diálogo. De hecho, fueron convocados por las autoridades para analizar las implicaciones de las medidas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: