Especial coronavirus

Banco del Pacífico flexibiliza análisis para otorgar créditos de reactivación

- 03 de junio de 2020 - 00:00
Foto: Archivo / El Telégrafo

Estar en la central de riesgos o tener deudas con el SRI o IESS no son obstáculos para acceder al programa Reactívate Ecuador. El Gobierno también trabaja en un fondo de capital semilla e incentivos a las exportaciones.

Antes de la emergencia sanitaria, si un solicitante de un crédito productivo mantenía deudas en el Servicio de Rentas Internas (SRI) o con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) no era considerado como candidato para acceder al financiamiento. Tampoco lo era si registraba alguna irregularidad en la central de riesgos.

Ahora estos no son motivos para dejar de acceder al programa Reactívate Ecuador a través de Banco del Pacífico. Así lo aseguró el presidente ejecutivo de esa institución financiera, Efraín Vieira, en un webinar con emprendedores. Allí indicó que el banco ha flexibilizado los requisitos para apoyar al sector productivo.

Informó que los recursos pueden destinarse a pagos pendientes en las entidades mencionadas. Y que si un solicitante se encuentra en la central de riesgos, su caso será analizado particularmente junto con el flujo de caja y su plan de negocios. Además, dijo Vieira, las pérdidas que un negocio pudo tener a causa de las manifestaciones de octubre de 2019 también se considerarán en el análisis.

Estas son las ventajas del programa gubernamental que busca ayudar a las empresas ya existentes para que superen la crisis y preserven los empleos.

El crédito Reactívate Ecuador contempla seis meses de gracia, que son parte de los 36 meses de plazo para cancelar todo el crédito, aclaró el representante del Banco del Pacífico. Estos valores más el capital, se incluyen en las cuotas mensuales a pagarse desde el séptimo mes.

Entre el 25 de mayo y el 1 de junio de 2020 se ha atendido a 9.200 clientes interesados en acceder a este programa. 180 personas (que demandan cerca de $ 250 millones) ya entregaron todos los requisitos solicitados y ya se han desembolsado $ 181.000.

Los créditos pueden destinarse para cubrir seis meses de pago de nómina u otros gastos operativos, explicó José Andrés López, secretario del gabinete Sectorial Económico y Productivo.

Adicionalmente a los requisitos formales que solicita el banco, también se evalúa la situación de las empresas antes de la pandemia. “Queremos direccionar los recursos a las que estaban haciendo bien las cosas y se vieron afectadas por el covid-19”, acotó López.

Una de las primeras beneficiarias del programa es Leslie Carpio, quien obtuvo un crédito de $ 4.300 para su negocio de imprenta y gigantografías. Ella ocupará el dinero para mantener la liquidez de su empresa.

Fondo semilla para nuevos negocios

El ministro de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, Iván Ontaneda, aseguró que en las próximas semana se activará el Fondo Capital Semilla, destinado para emprendedores innovadores. Indicó que está dirigido a gente que ha trabajado en relación de dependencia en el sector público y privado, y que producto de la crisis económica y sanitaria han perdido sus empleos.

Estas personas tienen como alternativa el acompañamiento por parte de técnicos de esta cartera de Estado para crear sus planes de negocio, pero sobre todo dispondrán de los recursos necesarios para arrancar un nuevo emprendimiento.

El Ministro explicó que los recursos que se necesitan para sostener la economía son bastante grandes y se obtendrán de acuerdo a las capacidades que tiene el país.

Ecuador necesita cerca de $ 4.000 millones para atender las necesidades de todos los sectores productivos. Hemos comenzado con un monto inicial de $ 1.150 millones, al servicio de la reactivación productiva de los sectores de las empresas más vulnerables, de la Economía Popular y Solidaria, las micro y pequeñas empresas”, apuntó.

Para el sector exportador, el Gobierno Nacional también analiza alternativas para darle liquidez. Sigue en análisis la devolución simplificada de impuestos o drawback. Ontaneda cree que con ese mecanismo se podrá lograr el financiamiento que permitirá al sector exportador tener un alivio. “Nos preocupa generar una política adecuada que apuntale más exportaciones no petroleras”.

También se analizan nuevos créditos para empresas medianas y grandes, a través de la Corporación Financiera Nacional y de la banca pública.
Felipe Rivadeneira, titular de la Federación Ecuatoriana de Exportadores, dijo en un foro en línea que la reactivación económica debe ir de la mano con flexibilidad laboral, fortalecimiento de la dolarización y reestructura fiscal.

Por su parte, el gremio trabaja en una agenda de competitividad que busca impulsar la oferta de productos no petroleros en el mercado internacional. También se busca construir un ambiente positivo para atraer la inversión local y extranjera. “Esta agenda es importante para reducir la dependencia del petróleo, internacionalizar la producción local y generar empleo”, aseguró Rivadeneira. (I)

Medios Públicos EP