Crecimiento del PIB se desaceleró de enero a marzo

- 30 de junio de 2018 - 00:00
Foto: Archivo / El Telégrafo

La economía ecuatoriana registró un crecimiento de 1,9% en los tres primeros meses del año; mientras que se redujo el 0,7% con respecto al último trimestre de 2017.

El Producto Interno Bruto (PIB) creció el 1,9% en el primer trimestre de 2018, pero a un ritmo menor al experimentado en el mismo período de 2017 cuando registró el 2,7%, según el reporte del Banco Central del Ecuador (BCE).

La variación interanual refleja que el crecimiento económico entre enero y marzo, si bien es positivo, se desaceleró. En eso coincidieron el analista Guido Macas y el presidente del Colegio de Economistas del Guayas, Larry Yumibanda.

En comparación con el último trimestre del año pasado, el Producto Interno Bruto decreció el 0,7%.

Los analistas explicaron que es normal que esto ocurra porque diciembre es el mes de mayor consumo, mientras que enero es menor el ritmo de las compras, ventas y producción.

En este sentido, Yumibanda dijo que la desaceleración obedece a que el consumo de los hogares y del Gobierno disminuyeron con relación al último trimestre del año pasado.

El primer rubro pasó de 5,6% -al finalizar 2017- a 4,6% hasta marzo de 2018. Entre enero y marzo del anterior año el consumo de los hogares se ubicó en 3,3%.

El consumo del Gobierno hasta marzo de este año se situó en 1,3% frente al 4,3% a diciembre de 2017. También es inferior al 3,1% de los tres primeros meses de 2017.

“Es algo que se veía venir porque las inyecciones de deuda (por parte del Gobierno) fueron menores con respecto al año anterior”, observó y señaló que posiblemente la economía ecuatoriana termine 2018 con el crecimiento de 1%.

Macas, por su parte, agregó que al observar la evolución trimestral del PIB (a partir del cuarto trimestre de 2017) existe “una tendencia de que se está creciendo cada vez menos”.

A su criterio, si la economía muestra un mejor rendimiento en lo que queda del año, el crecimiento anual sería inferior a 2%.

El Banco Central sostiene que el crecimiento del primer trimestre está empujado principalmente por el rendimiento del sector no petrolero, el cual aumentó el 2,7%, mientras que el Valor Agregado Bruto (VAB) petrolero decreció el 4,8%.

En lo que se refiere a las actividades económicas con mayor crecimiento, las tres que más destacan son acuicultura (16,7%), alojamiento y servicios de comida (7,5%) y suministro de electricidad y agua (6,9%).

El sector de la construcción, pese a continuar en rojo con -0,4%, presenta un mejor escenario que el primer trimestre de 2017 (-8,2%).

Más ingresos petroleros

La Balanza de Pagos arrojó un superávit de $ 107,3 millones, revirtiendo los resultados alcanzados en los tres últimos trimestres del año pasado, sostiene el Central.

El saldo de la Cuenta Corriente se favorece porque las exportaciones ($ 5.359,6 millones) fueron mayores a las importaciones ($ 5.078,2 millones), que dio como resultado $ 281,4 millones en la Balanza de Bienes.

Los ingresos por la venta petrolera crecieron en total $ 382,6 millones (23%), como consecuencia del incremento que ha tenido el precio internacional del crudo a inicios.

El valor promedio pasó de $ 43,9, en el primer trimestre de 2017, a $ 58,3 en el primer trimestre de este año, lo que equivale a un alza de $ 14,4. También incrementaron las exportaciones no petroleras en $ 134,9 millones (4,4%). El año pasado llegaron a $3.054,4 millones, mientras que ahora lograron $ 3.189,3 millones.

El producto estrella fue el camarón, cuyas exportaciones crecieron $ 116 millones. Banano y plátano subieron $ 22,8 millones.

Las importaciones incrementaron el 17,5%, especialmente en bienes de consumo (32,1%), bienes de capital (22,6%) y materias primas (9,9%). (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: