Gobierno apuesta a inversión pública y el gasto social

- 21 de diciembre de 2019 - 00:00

El viceministro de Economía, Esteban Ferro, confirma que la monetización de la hidroeléctrica se concretará en 2020. Es el único activo contemplado en el plan.

Tras la aprobación del próximo desembolso de $ 498,4 millones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para Ecuador, el organismo publicó el reporte correspondiente a la segunda y tercera revisión del programa económico.

En este se reajustan las metas del plan inicial firmado en marzo de 2019 en cuanto a la consolidación fiscal, reservas internacionales, gastos de capital y de asistencia social.

En el primer punto se cambia la meta del ajuste del 5% del Producto Interno Bruto (PIB) entre 2018 y 2021 al 3,9%.

“Las autoridades creen que un 3,9% del ajuste del PIB en tres años será significativo, realista y suficiente para garantizar la sostenibilidad de la deuda pública”, indica en el reporte Afonso Bevilaqua,  director ejecutivo para Ecuador y su equipo.

El viceministro de Economía y Finanzas, Esteban Ferro, explicó que la meta se lograría mediante recortes en la masa salarial del sector público, mayores ingresos tributarios, entre otros aspectos.

Además, el nuevo plan económico contempla que la deuda pública se ubique por debajo del 40% del PIB hasta 2024.

La meta de las reservas internacionales netas también se han reducido, pero se cuida que los depósitos del sector financiero del Banco Central del Ecuador estén completamente cubiertos, así como una parte de las amortizaciones externas públicas y de los gastos gubernamentales.

Las pérdidas económicas registradas en las manifestaciones de octubre y el archivo de la Ley de Crecimiento Económico motivaron la revisión de los objetivos del acuerdo.

Por otra parte, el FMI y el Gobierno Nacional acuerdan ampliar los montos de gasto de capital a $ 5.892 millones o  un aumento del 0,4% del PIB con el fin de contribuir a la dinamización de la economía.

También el piso o el gasto mínimo para asistencia social se ampliará para el próximo año con alrededor de $ 170 millones, es decir ascenderá a $ 1.280 millones.

En 2019 el monto fue de  $ 1.110 millones.

Además, para el FMI es importante la depuración, que está en marcha, del registro social para asegurar la focalización de las asistencias a quienes más lo necesiten y ampliarla a todo el territorio nacional.

Durante los tres años del programa el gasto en asistencia social crecerá en un 0,6% en promedio, indicó Ferro. Otro ajuste del plan económico tiene que ver con la monetización de activos del Estado. Mientras que en el Presupuesto General del Estado (PGE) se contemplan ingresos por equivalentes al 2% del PIB ($ 2.000 millones) por este rubro. En el acuerdo con el FMI se espera que estos recursos alcancen el 0,7% del PIB.

El Viceministro explicó que esa estimación es la más realista para el próximo año y que correspondería a la central hidroeléctrica Sopladora, cuyo proceso de concesión sería el más avanzado.

El FMI espera que en el primer trimestre de 2020 el gobierno ecuatoriano presente resultados en cuanto a la focalización del subsidio a los combustibles, las reformas al Código Orgánico de las Finanzas Públicas y en lo referente a la autonomía del Banco Central. La próxima revisión del plan será en marzo. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP