Los comensales despiden al cangrejo rojo un mes, por veda de reproducción

15 de febrero 00:00

Un día antes del inicio de la veda del cangrejo rojo en el país, los comensales abarrotaron los cangrejales para despedir a este crustáceo que pasa al proceso de reproducción.

El Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca (MPCEIP) informó que entre el 15 de febrero y el 15 de marzo de 2020 regirá el primer período de veda del cangrejo rojo (ucides occidentalis) en todo el país. En este periodo está prohibida la captura, transporte, posesión, procesamiento y comercialización interna y externa de estas especies.

En los cangrejales de  Guayaquil, algunos dueños de locales tendrán un mes de descanso, otros continuarán atendiendo.

La Pata Gorda, por ejemplo, continuará su atención al público con platos a la carta con toda clase de mariscos. Como una opción para sustituir al cangrejo rojo, tendrá la jaiba y la pangora, otra clase de cangrejo.

La Isla del Cangrejo, ubicada al sur de Guayaquil, pese a que cuenta con una variedad de platos a base de mariscos, prefiere no atender en el periodo de veda, debido a que el cangrejo es la joya gastronómica que mueve la economía del negocio, por lo que no sería rentable abrir. Son ocho los empleados que deberán tomar sus vacaciones.

El restaurante Marthita 4, ubicado en Sauces 1, frente al Garzocentro, continuará con la venta de encebollado, platos a la carta con mariscos y jaibas. Lo mismo ocurrirá en Marthita 1, de Sauces 6.

El cangrejo en Guayaquil se vende especialmente en combos. Dependiendo del precio en el mercado se puede conseguir combos de  seis cangrejos; tres patas gordas y tres patas flacas, por $ 12. La promoción varía según el local. 

Todos coinciden en que la jaiba tiene un mayor costo: un combo de tres unidades puede costar $ 10. Este crustáceo tiene más carne que el cangrejo, pero su sabor es “más mariscoso”.

En ciertos cangrejales los trabajadores ganan en promedio desde $ 15 a $ 20 por día, dependiendo del movimiento de las ventas. Quienes se ganan a los clientes reciben su propinas.

En la zona de Sauces 8 y Sauces 6 se han desarrollo un gran número de cangrejales con un variado menú. En este sector labora un gran número de ciudadanos extranjeros especialmente venezolanos quienes han encontrado una oportunidad laboral. (I)