El organismo tendrá 39 competencias, entre ellas, la reglamentación y ejecución de las políticas dictadas por la nueva junta

Código Financiero retorna facultades al BCE

El organismo tendrá 39 competencias, entre ellas, la reglamentación y ejecución de las políticas dictadas por la nueva junta
07 de julio 00:00

Tras la dolarización implementada en Ecuador en enero de 2000, el Banco Central del Ecuador (BCE) perdió una de sus facultades principales que era la emisión de moneda.

Según el ministro coordinador de la Política Económica, Patricio Rivera, es necesario que este organismo, 13 años después, recupere la capacidad que tienen todos los bancos centrales del mundo, que es la de abrir mecanismos de financiamiento para el sistema.

El funcionario explicó que esta posibilidad se contempla dentro del proyecto de Código Financiero y Monetario que entrará a debate en la Asamblea Nacional.

Con esto -dijo Rivera- se logrará que el sistema financiero se fondee y las instituciones puedan prestar a plazos más extensos.

El funcionario se refirió a un término (fondeo) que en economía consiste en adquirir fondos para prestarlos. Y es que uno de los objetivos de este nuevo cuerpo legal es impulsar los créditos productivos para lograr el cambio de la matriz económica que aspira el gobierno de Rafael Correa.

Según el proyecto del código, en su artículo 36, una de las funciones del BCE será “gestionar la liquidez de la economía para impulsar los objetivos de desarrollo del país utilizando instrumentos directos e indirectos, como operaciones de mercado abierto”.

Entre otras de las 39 competencias de la institución se incluyen la reglamentación y ejecución de las políticas y regulaciones dictadas por la Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera, su monitoreo, supervisión y aplicación, así como la sanción en caso de incumplimiento; la administración del sistema nacional de pagos, la adquisición de títulos y obligaciones emitidos por el ente rector de las finanzas públicas, la emisión de valores, y la instrumentación de la inversión doméstica con sujeción a lo establecido en las políticas aprobadas por la Junta.

Según explicó el asambleísta Virgilio Hernández, entre las funciones del organismo estatal se encuentran además de la investigación y el análisis, la emisión de estadísticas.

Adicionalmente a ello, el Banco Central tuvo este año una participación activa en las políticas financieras del país al impulsar el proyecto de dinero electrónico, el cual comenzará a utilizarse en octubre y que estuvo en agenda desde 2011.

Según el reglamento para el uso del dinero electrónico, esta herramienta será respaldada únicamente en dólares, por lo que, recordó Hernández, no guarda intención alguna con salir de la dolarización como lo han sugerido algunos sectores.

Hernández recordó que otra de las funciones de la entidad estatal es el proceso de desmonetización, es decir cambiar monedas o billetes que se encuentran imposibilitados de circular por su deterioro físico por nuevos.
El informe del proyecto, que fue enviado por el Ejecutivo con el carácter de urgente, estuvo listo para su debate en la asamblea el fin de semana.

La semana pasada en Guayaquil el documento se socializó con representantes de la banca privada, pública y otros involucrados en el sistema financiero.