Clases media y baja no declararán impuestos

05 de enero de 2013 - 00:00

Según lo establecido por el artículo 36 de la Ley de Régimen Tributario Interno (LRTI), el Servicio de Rentas Internas (SRI) realizó la actualización de la normativa vigente para la declaración del Impuesto a la Renta (IR), cuya base imponible subió de 9.720 a 10.180 dólares anuales por ingresos.

La disposición se debe a la actualización de los rangos de las tablas del tributo, que incluyen una modificación sobre la fracción de cada categoría, de acuerdo a la variación anual del índice de precios al consumidor urbano (IPCU) publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) al 30 de noviembre de cada año. En 2012 el indicador alcanzó el 4,77%.

Este año, quienes ganen hasta 10.180 dólares anuales -restando el aporte del 9,35% que los trabajadores en relación de dependencia pagan al sistema público de seguridad social y los gastos personales- no declararán impuestos.

Esa cifra, dividida para los doce meses del año, resulta en un beneficio para las personas que perciben hasta 848 dólares mensuales, que obtendrán una base imponible de 9.228,24 dólares.

Ese segmento no sería el único beneficiario, pues según el titular del SRI, Carlos Marx Carrasco, quienes perciban cada mes hasta 2.087 dólares no declararán impuestos. Por otra parte, el SRI anunció que las personas naturales podrán deducir una mayor cantidad de dinero en sus gastos personales, hasta el 50% de sus egresos gravados, sin que supere en 1,3 veces a la fracción básica desgravada. Es decir, el límite de los gastos personales para 2013 será de 13.234 dólares al año, cuando en 2012 fue de 12.636.

Estos gastos se dividen en cinco categorías: salud, alimentación, vivienda, educación y vestimenta, de las cuales solamente en la primera se podrá utilizar los 13.234 dólares, mientras que para las demás se dividirá esta cifra entre cuatro.

A criterio de Carrasco, ni la clase media ni la baja deberá declarar, pues sus ingresos no superan los 2.087 dólares mensuales. Añadió que no se trata de una subida de impuestos sino de una reducción. “Ello se verá reflejado en la declaración programada para marzo de este año, cuando los ciudadanos reportarán un menor IR, pese al incremento salarial anunciado en diciembre pasado por el Ministerio de Relaciones Laborales (MRL)”.

El anuncio de la administración tributaria generó expectativa en aquellos contribuyentes que no declararán el IR (10%) por el aumento de la base imponible, como en el caso de Victoria Fernández. “Se reducen trámites y tenemos mejores posibilidades para atender nuestros gastos personales”, expresó la ciudadana.

En diciembre, declaraciones por Internet llegaron al 100%

Solamente 14 declaraciones receptó el SRI por un medio no electrónico durante diciembre pasado, el total de trámites ascendió a 1’039.047, por ello la entidad  aseveró que el 100% de las gestiones se realizó por Internet.

Durante el año anterior, se registraron 13’685.003 declaraciones en red, de un total de 14’629.176, es decir el 94%; a partir del pasado 1 de enero, todo debe presentarse por la web.

El servidor público José Villacís, quien el mes pasado hizo por primera vez su declaración de impuestos vía Internet, además de la comodidad, destacó que existe un ahorro, pues no tuvo que  pagar los 2,05 dólares por concepto de compra y gestión de los formularios.

Para hacer el trámite se debe descargar el software  de la página del SRI, llenar los datos y guardarlos en un archivo que debe subirse a la página de la entidad tributaria.

Ver infografía ampliada

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: