El Banco Central aumentó 0,05% la cotización de la moneda frente al dólar

China pone presión al sector de materias primas

- 15 de agosto de 2015 - 00:00

El Banco Central aumentó 0,05% la cotización de la moneda frente al dólar

La depreciación del yuan (moneda china), la mayor desde 1994, provocaría movimientos a la baja en los mercados de las materias primas, principal fuente de las exportaciones latinoamericanas. La consultora Goldman Sachs sugiere que la medida china pone presión al sector de bienes primarios en América Latina, porque los productos se encarecerían y esto a su vez ocasionaría una disminución de las exportaciones hacia la potencia asiática.

China es el segundo origen de las importaciones de América Latina y el tercer destino de sus exportaciones, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). El 75% de esos productos exportados son primarios, desde granos hasta petróleo. Los que más le venden son Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú y Venezuela, sobre todo crudo, minerales y soja.

El Banco Central de China aumentó ayer 0,05% la cotización del yuan frente al dólar, poniendo fin a tres días de devaluaciones consecutivas. La tasa establecida por el Banco para la cotización del yuan frente al dólar subió a 6,3975 yuanes por dólar, contra los 6,4010 yuanes de la víspera, dijo el China Foreign Exchange Trade System.

La tasa cambiaria fijada ayer  por el emisor está por encima del cierre del jueves, establecido en 6,3982 yuanes. Según analistas consultados por este diario, el efecto en Ecuador por la devaluación del yuan tendría 2 efectos. En primer lugar la devaluación del yuan les permite a las exportaciones chinas ganar competitividad frente al resto del mundo, por lo que a América Latina le resultarían más baratas las compras de productos chinos.

En segundo lugar, las importaciones del gigante asiático de materias primas latinoamericanas se encarecen, porque los chinos tienen que pagar más yuanes por dólar.

A criterio de Larry Yumibanda, presidente del Colegio de Economistas del Guayas, la devaluación del yuan provocaría un aumento de las importaciones ecuatorianas procedentes de China y saldrían los dólares de Ecuador. “Nuestras exportaciones a China se encarecerían. Es el mismo efecto cuando devaluaron su moneda Colombia y Perú”, dijo.

Yumibanda aseveró que hay que afinar los acuerdos o convenios con China, ya que es un gran mercado para exportar nuestros productos.

Similar postura tuvo Roberto Palacios, gerente general de Afines, Asesoría en Finanzas y Eficiencia, quien agregó que los productos chinos serán más baratos desde el ‘bolsillo dolarizado de un ecuatoriano’, pero contrarresta esta situación la existencia de salvaguardias. “Si no fuere así, los productos chinos nos inundarían y golpearían a la industria y economía nacional”.

Palacios mencionó que por el lado del beneficio un yuan devaluado abarata productos con altos componentes de materia prima o semielaborados chinos que pueden ayudar a la industria ecuatoriana. “Podría pensarse que los contratos con China se abaratarían, pero lamentablemente casi todas las transacciones se hacen en dólares. Por ejemplo, si Ecuador hubiese contratado en yuan sus créditos o contratos, esta devaluación sería de beneficio para el país”, acotó el gerente de Afines.

De acuerdo al Ministerio de Finanzas, de los $ 20.037,6 millones en deuda externa (20% en relación al PIB) que tiene el país hasta junio de este año, $ 517,3 millones son en yuanes.

Impulso de acuerdo comercial

El analista económico y profesor de la escuela de negocios de la Espol (Espae), Clermont Muñoz, manifestó que para mitigar el impacto de la devaluación del yuan hay que acelerar y darle mucho más impulso a los convenios de cooperación comercial con China, para que nuestros productos de exportación sean tratados de una forma distinta en cuanto a los aranceles que tienen.

“Nuestros productos se vuelven más costosos por la apreciación del dólar y la devaluación del yuan. La otra alternativa es limitar la importación, pero eso sería limitarnos mucho, ya que China es el gran proveedor de equipos y tecnología. Esto nos afectaría mucho más a nuestro aparato productivo”, indicó Muñoz.

Según el Banco Central del Ecuador  (BCE), el país exportó en 2014 $ 501’737.000, mientras que importó $ 3.346’169.000. Las ventas ecuatorianas crecieron más de 1.300% entre 2007 y 2014, como a ningún otro mercado, pasando de $39 millones a más de $ 500 millones, respectivamente. (I)

DATOS

El Banco Popular de China ha calificado esta depreciación como una “corrección puntual” que forma parte de una estrategia más amplia para que el valor de su moneda tenga mayor presencia en el mercado. Además, esta decisión se produce en un momento de reducción del crecimiento de China, por lo que puede impulsar la economía incentivando las exportaciones.

Aunque la economía china es la segunda del mundo, su peso en el sistema financiero global todavía es limitado. El gobierno chino quiere incrementar su presencia global, para lo que lanzó un Banco de Inversiones de Infraestructuras Asiático.

También quiere unirse al exclusivo club de divisas que componen la unidad de cuenta del Fondo Monetario Internacional (FMI), para lo que es necesaria una liberalización del yuan.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP