Celec apura obras emergentes para proteger el puente y captación de central Coca-Codo-Sinclair

Los trabajos tienen como finalidad prolongar el tiempo de llegada de la erosión, a fin de que se efectúen los estudios para las obras definitivas.
20 de octubre 11:25

Los trabajos emergentes para mitigar el proceso de erosión regresiva en la cuenca del río Coca y proteger infraestructuras estratégicas del Gobierno Nacional, entre ellas el puente Ventana 2 y las obras de captación de la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, registran un avance del 40%.

La Corporación Eléctrica de Ecuador (Celec-EP) avanza en la construcción del primer dique con contenedores metálicos, que se colocó 100 metros aguas arriba del puente Ventana 2. “Podemos ver que en el curso de agua se ha formado una especie de cascada y ha subido también el nivel del río en ese punto, tratando de alcanzar un nuevo perfil de equilibrio del río”, explicó Carlos Jarrín, técnico de Celec-EP.

El puente es usado para inspecciones del túnel que lleva el agua hasta la central Coca-Codo-Sinclair y por los moradores que tienen sus propiedades en la zona de Alto Coca. No existen poblaciones o comunidades al otro lado del río.

La estructura tiene una longitud de 121 metros de largo y se asienta sobre dos pilas de hormigón armado. La cimentación de cada pila está compuesta por rocas volcánicas tipo brecha, donde están apoyados los cuatro pilotes, de 50 metros. Para su defensa ante las crecidas del río, el puente tiene gaviones, muros de hormigón y enrocado.

En vista del avance de la erosión regresiva que en el sitio del puente ha excavado un canal de aproximadamente 15 metros, Celec-EP contrató una consultoría para realizar un estudio de las condiciones actuales del puente y el riesgo ante el fenómeno de erosión regresiva.

En esa misma zona del río se construirán muros de enrocado aluvial. Para ello se firmó un contrato para el arrendamiento de la maquinaria que trabajará en esas obras, los muros escalonados se ubicarán distanciados cada 50 u 80 metros, aguas arriba del sitio del avance de la erosión. También se ensanchará el cauce del río para disminuir la velocidad y bajar el poder erosivo del agua.

Las obras emergentes tienen como finalidad prolongar el tiempo de llegada de la erosión hasta los sitios donde los estudios determinen la realización de obras definitivas.

Además se realizan perforaciones en el cauce del río para determinar el sitio donde exista material adecuado, donde se puedan levantar las obras definitivas. Estas perforaciones, que registran un avance de un 30%, se realizan en cinco sitios y se determina en los primeros sondeos que el material resistente se encuentra aproximadamente a 80 metros de profundidad. Se espera conocer los resultados en un plazo de 60 días, sin embargo con la información obtenida se coordinará con la Consultora Lombardi Andina para la ejecución de los diseños. (I)