BEDE entregará créditos a promotores inmobiliarios

13 de abril de 2013 - 00:00

13-4-13-cartera-adquiridaDarle una solución al déficit de vivienda en el país, y lograr una estructura dinámica de financiamiento en la construcción de proyectos de interés social, motivó al Banco del Estado (BEDE) a comprar, el pasado 2 de abril, la cartera de proyectos habitacionales al Banco Ecuatoriano de la Vivienda (BEV) por 37 millones de dólares.

La cartera adquirida cuenta con 23 proyectos inmobiliarios, aún en proceso de construcción. En las provincias de Pichincha, Loja, Manabí, Pastaza, Santo Domingo y El Oro se ubican las viviendas que fueron transferidas mediante estos proyectos, que ahora son propiedad del BEDE.

Entre estos se destacan Ciudad Bicentenario (Quito), Ciudad Alegría (Loja), Sí Mi Casa (Manta), entre otros, que cuentan con servicios de infraestructura, como agua potable, energía eléctrica, alcantarillado sanitario y pluvial.

El BEDE entregará créditos a los promotores inmobiliarios privados y públicos para que construyan vivienda de interés social.

María Soledad Barrera, gerenta general del BEDE, destacó que para ser calificados como sujetos de crédito, los promotores inmobiliarios deberán cumplir los siguientes requisitos: primero, el proyecto debe ser analizado y considerado por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi), para determinar si cumple con los requerimientos  que la cartera de Estado establece en cuanto a la ocupación de suelo, número de viviendas, ubicación geográfica  y otros detalles.

El BEDE, por su parte, necesitará la información completa de los planes habitacionales en lo que se refiere a sus proyecciones y comercialización. Adicionalmente, solicitarán que los proyectos tengan un componente social, que genere conciencia en la ciudadanía en cuanto al cuidado, administración y buen manejo de las instalaciones para evitar el deterioro.

Las viviendas deben contar con los acabados, ser de calidad y que vayan de acuerdo a las posibilidades o limitaciones que los compradores pueden tener para acceder a estas. Las viviendas costarán entre 15.000 y 30.000 dólares, hasta con tres años de plazo y una tasa de interés del 5% anual. El porcentaje del valor del proyecto que se financiará será hasta de 80%.

El BEV seguirá atendiendo a sus clientes con los compromisos asumidos previamente. Un estudio del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) determinó que el déficit habitacional en Ecuador supera 700.000 unidades y se enfoca principalmente en las clases populares.

Comité coordinador

Para que las instituciones financieras estatales sean más eficientes, el Gobierno creará el Comité Único de Banca Pública, que tendrá una secretaría técnica que coordinará la ejecución de directrices de política económica y rendición de cuentas. El objetivo es que cada entidad financiera pública otorgue un servicio diferente y eficiente en los sectores productivos y no compitan entre sí.

El presidente Rafael Correa puso de ejemplo el BEDE, que se dedicará específicamente al desarrollo público territorial con el financiamiento a los gobiernos autónomos descentralizados para construir carreteras, puentes, alcantarillado, agua potable, etc.

Además, el BEDE financiará la vivienda social con la intervención del sector privado, que le dará un crédito directo con bajas tasas de interés y a largo plazo. El objetivo es cubrir en 6 años el déficit habitacional.

Al respecto, María Soledad Barrera dijo que la idea de la secretaría no es crear una institución burocrática, sino una coordinación que permita que todos los bancos públicos estén articulados al Plan Nacional del Buen Vivir y al rol que cada uno debe desempeñar en el país.

La funcionaria agregó que en los próximos días  está previsto que la ministra Coordinadora de la Política Económica, Janeth Sánchez, convoque a los actores involucrados y representantes de la banca pública, para iniciar el proyecto y concretar sus detalles.

FINANCIAMIENTO A GAD SE DUPLICÓ EN SEIS AÑOS

Entre 2007 y 2012, el Banco del Estado (BEDE) se ha convertido en la mayor fuente de financiamiento de los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) disminuyendo la participación de los organismos multilaterales.

Durante el período citado, el BEDE invirtió $ 2.931 millones lo que incrementó su participación en el mercado de financiamiento a los GAD un 38% en 2007 a 62% en el año 2012; es decir que se duplicó las subvenciones a los gobiernos seccionales.
Según el BEDE, esto afianza la nueva arquitectura financiera del país

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: