El primer Ministro griego afirma que existe voluntad política para comenzar a negociar

Barack Obama media en la crisis del euro

- 08 de julio de 2015 - 00:00
La reunión entre las autoridades helenas con Francoise y Merkel se realizó ayer en Bruselas. Foto: AFP

El primer Ministro griego afirma que existe voluntad política para comenzar a negociar

La crisis griega ha comenzado a escribir su epitafio. Tras una jornada interminable, con reuniones claves en París y Bruselas, solo trascendió que será mañana cuando Atenas presente a la Comisión Europea un plan de reformas adaptado a las exigencias mínimas de la Troika, pero también al contundente “No” que los griegos dieron el domingo a la propuesta de ajustes europea.

“Solo esperamos que la respuesta sea rápida y realista”, aseguró el presidente del Consejo, el polaco Donald Tusk, al término de la reunión del Eurogrupo celebrada en la capital belga.

Poco trascendió de una jornada repleta de encuentros privados al más alto nivel, frenéticas llamadas de teléfono y, como colofón, la reunión de los 18 países que conforman el club, que solo sirvió para anunciar que el domingo habrá una cumbre clave de los Jefes de Estado.

“Todos hubiéramos preferido que enviaran hoy (martes) su plan de reformas. Pero el retraso no será un obstáculo para el debate de mañana”, zanjó Tusk con una sonrisa.

Su aparente indulgencia tuvo dos precedentes significativos a lo largo del día. Por un lado, la entrada en la escena de Francia, la otra locomotora económica de Europa, cuyo presidente Françoise Hollande es abiertamente partidario de tolerar algunas de las líneas rojas marcadas por Alemania y salvar a Grecia de la hecatombe.

La reunión que ayer mantuvo en el Palacio del Eliseo con la canciller Angela Merkel sirvió, al menos, para visualizar sus diferencias con Berlín y también para arrancarle a la gobernante alemana una declaración jamás escuchada de su boca desde el inicio de la crisis: “Somos conscientes de la respuesta que ha dado un país democrático y soberano, pero pido que su propuesta sea precisa y duradera”, indicó con solemnidad.

A nadie se le escapa que la renuncia de Yanis Varoufakis ha sido una exigencia de Berlín para aceptar concesiones al extenuante plan de ajuste que pidieron a Atenas hace unas semanas.

Y un alivio para su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble. Pero su sustituto al frente del Ministerio de Economía, Euclid Tsakalotos, salió con la misma cara de pocos amigos que su antecesor lucía cada vez que se reunía con Schäuble y con el presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem.

“Hay voluntad política para un nuevo comienzo y algún avance, porque presentar una propuesta de reformas es más complicado de lo que algunos tratan de difundir”, dijo Tsakalotos con tono serio.

El otro foco clave de la jornada estuvo en Washington. Según informó la BBC, Alexis Tsipras trasladó el domingo a Barack Obama el plan de ajuste que Grecia pondrá mañana sobre la mesa del Eurogrupo y le pidió una mediación con Alemania.

La Casa Blanca presiona

Al parecer la propuesta griega no varía excesivamente de la presentada en junio, pero para EE.UU. es válida.

Según fuentes de la Casa Blanca, el presidente estadounidense telefoneó a la canciller alemana para exigirle flexibilidad en las negociaciones, es decir, más financiación a Grecia y una quita de su deuda.

EE.UU. analiza esta crisis a través de sus anteojos geopolíticos y observa que Grecia es un miembro clave de la OTAN, que siempre ha mantenido excelentes relaciones, pero pésimas con Turquía, su gran aliado en la región y también miembro de la Alianza Atlántica. Todo indica que si logra derribar la resistencia de Merkel, el acuerdo será un simple formalismo.

La conversación se realizó previo a una conversación con el primer ministro griego Alexis Tsipras, según anunció la Casa Blanca.

“Seguimos animando a todas las partes a participar de manera constructiva en las discusiones”, declaró Josh Earnest, portavoz del ejecutivo estadounidense, que llamó una vez más a un acuerdo entre Atenas y sus acreedores.

La Casa Blanca había llamado el lunes a los dirigentes de la Unión Europea y a los de Grecia a alcanzar un compromiso que permita a ésta mantenerse en la zona euro, al día siguiente de la victoria del “No” en un referendo griego sobre los requerimientos de sus acreedores.

El presidente estadounidense habló también el lunes con su homólogo francés François Hollande sobre Grecia, indicó la Casa Blanca.

Pero aún no hay una decisión clara sobre lo que sucederá en el país helénico, en donde la población ratificó en las urnas el apoyo al Gobierno. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP