Airbnb espera una regulación “moderna” al hospedaje en Ecuador

- 05 de septiembre de 2019 - 00:00
Las habitaciones disponibles a través de Airbnb en Guayaquil y Quito tienen diversos precios: desde $ 9 hasta $ 50 por noche de alojamiento.
Foto: Latravelista.com

El Reglamento de Alojamiento en Inmuebles para Uso Turístico en Ecuador (con excepción de Galápagos), dispuesto por el Ministerio de Turismo, ha puesto sobreaviso a la plataforma digital Airbnb que promueve el hospedaje en viviendas, departamentos y demás espacios.

“Seguimos con preocupación los avances del proyecto de reglamento (...) De publicarse podría impedir que los anfitriones ecuatorianos abran las puertas de sus casas para recibir huéspedes”, confirmó la vocería de la compañía.

El Ministerio de Turismo emitió el acuerdo ministerial 2019 039 para regular el servicio de alojamiento en inmuebles de uso turístico. Será obligatorio contar con el registro de turismo y la licencia única anual de funcionamiento. También deberán someterse al régimen de propiedad horizontal.

El presidente de la Federación Nacional de Cámaras de Turismo del Ecuador, Holbach Muñetón, dijo que la medida busca menos informalidad en el sector hotelero y evitar la competencia “desleal”.

Muñetón estima que los operadores turísticos esperaban la regulación “hace varios años” y que el Gobierno busca que ninguna parte se vea afectada.

El empresario hotelero indicó que la informalidad en el sector ha perjudicado un 30%. “No se acabará la informalidad, pero ahora habrá más control porque las autoridades sabrán quiénes operan con plataformas”, agregó.

Airbnb aseguró que la empresa mantiene diálogo con la comunidad de anfitriones. También con las autoridades correspondientes para encontrar “puntos de acuerdo a favor de una regulación moderna, que fomente la igualdad de oportunidades y reconozca el derecho de todas las personas a ser parte de la industria del turismo”.

En 2018 se reportaron 197.000 registros a través de la plataforma de viajeros nacionales y extranjeros. “En 2018 el 80% de las reseñas recibidas por anfitriones fue de cinco estrellas”, indicó. (I)