Buenas prácticas del agro del país serán equivalentes a normas internacionales

- 17 de agosto de 2019 - 00:00
Patricio Almeida, director de Agrocalidad, dialogó con EL TELÉGRAFO sobre las certificaciones y las medidas preventivas ante el Fusarium R4.
Foto: Miguel Jiménez / EL TELÉGRAFO

Global Gap es la certificación de buenas prácticas agropecuarias mejor posicionada en el mercado internacional. Ecuador mantiene una alianza con dicha firma.

Patricio Almeida, director de la  Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad), informó que próximamente se firmará un acuerdo con esa marca para homologar las certificaciones que emite la entidad ecuatoriana con la norma extranjera.

Esto permitirá ampliar la presencia de productos ecuatorianos en mercados como la Unión Europea, en donde Global Gap tiene alta aceptación. Esta certificación garantiza inocuidad y cumplimiento de las normas ambientales y laborales.

Otro ejemplo es China, que exige que la pitahaya cuente con estas certificaciones avaladas por una agencia pública. Ecuador busca exportar esa fruta al país asiático. “Debemos estar a la par de las exigencias”, dijo Almeida.

Actualmente en Ecuador existen 329 fincas certificadas con Buenas Prácticas Agropecuarias. Desde este año, tener la certificación es obligatorio.

Para hablar de las ventajas de esta certificación, representantes de Global Gap estuvieron esta semana en el país. 

Ángelo Lazo, su representante en Ecuador, dijo que las buenas prácticas sirven también para la prevención de enfermedades como el Fusarium Raza 4.

La presencia de este hongo fue confirmada en Colombia la semana pasada.

El titular de Agrocalidad apuntó que los controles en la frontera, puertos y aeropuertos continúan.

En los próximos días se instalarán arcos automáticos para desinfectar los contenedores en los puertos de Manta y Bolívar.

Además se inició la fumigación interna de los recipientes de carga.

Agrocalidad también aumentará la capacidad de sus laboratorios para procesar 5.000 muestras al mes. Actualmente se pueden analizar 1.500.

La velocidad de detección del “Mal de Panamá” en las plantas es de 12 horas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: