Abran Paso

África Mía, la línea de ropa que más allá de vender moda rescata una etnia

- 08 de mayo de 2018 - 00:00
Paola Godoy (I), diseñadora. Derecha: ella muestra las telas africanas.
Fotos: José Morán / DC

Hace 2 años, con el afán de que la mujer negra se sienta orgullosa de sus raíces, Paola Godoy decidió diseñar prendas de vestir para afros.

Paola Godoy Quiñónez, de 36 años, nació en Quinindé, pero a partir de los 4 su residencia se instaló en la cooperativa Jaime Roldós Aguilera, en el sur de Guayaquil. Es diseñadora de joyas y estudia actualmente Diseño de moda. Hace 24 meses lanzó al mercado la línea África Mía con la intención no de imponer la moda afro sino de rescatar su etnia y que la mujer negra se sienta orgullosa de sus raíces.

Desde pequeña —cuenta— adquirió la costumbre de usar turbantes por su madre y su abuela. De joven y cuando no quería lucir su cabello sin trenzas —como usualmente lo llevaba— o sin extensiones optaba por cubrirlo con esta prenda que, poco a poco, fue marcando una tendencia en la moda guayaquileña.

África Mía ofrece a la gente afro la oportunidad de vestirse mejor, de no hacerlo folclóricamente sino de combinar (su ropa) con un buen turbante y accesorios; de sentirnos identificados con eso, porque nos hemos acostumbrado a la moda que está en el camino”.

África Mía —destaca Paola Godoy— no vende moda, sino que trabaja en el rescate de la identidad, la etnia, la cultura, “eso es lo que principalmente significa la marca”.

En su taller, ubicado en la ciudadela Kennedy Nueva, la diversidad de colores predomina en las faldas, blusones, camisas y pantalones que cuelgan de armadores.

La indumentaria va acompañada —a gusto de sus clientas— de accesorios elaborados por ella y otros que son importados. En sus prendas, especialmente en los blusones, los botones hechos con coco y concha de nácar marcan la diferencia.

Un deseo de superación y de cambiar la imagen del negro

“La idea es cambiar esa mentalidad que tiene la sociedad ecuatoriana hacia los afros, de que solo somos fútbol, las mujeres son amas de casa, cocineras, de que solo somos marimba y salsa... El negro se está preparando, está haciendo maestrías y está dando bastante de qué hablar en la política ecuatoriana”, argumenta la diseñadora, quien cursa una Maestría en Comunicación Universitaria.

Paola Godoy Diseños nace como una marca hace 15 años, especializada básicamente en bisutería, pero a partir de una necesidad aparece África Mía con la oferta de turbantes.

La primera herramienta que adquirió Paola fue una máquina de coser overlock que le costó $ 550.

Confiesa que nunca tuvo un presupuesto destinado para emprender en la confección de ropa, así que le hacía “préstamos” a la panadería que tiene con su esposo.

Poco después adquirió otra máquina ($ 400) y con el apoyo de 2 de sus primas atiende los pedidos de clientas que se guían por las publicaciones que hace en redes sociales.

Para continuar con la esencia del rescate de sus raíces y de que el negro se empodere de su raza, ella trabaja actualmente en su nueva línea de ropa a la cual llamará Orgullo Africano. “Queremos expresar el orgullo que sentimos por la marca, por un collar, por nuestras telas, sus colores. Yo no muestro el cuerpo de la mujer, pero sí destaco su silueta”. (I)

Priscila Hurtado, una de sus modelos.

ALGO MÁS

Telas africanas
El metro de tela africana cuesta entre $ 25 y $ 30. En la confección de una falda disco amplia, la diseñadora emplea entre 3,5 y 6 metros dependiendo de si es corta o larga y de la estatura de la clienta.
Demanda
Paola cuenta que le llama la atención que de 10 clientas que le solicitan su ropa 9 sean blancas.
Asesoramiento
En su taller, el asesoramiento es gratuito. Próximamente empezará a capacitar a sus clientas en maquillaje, modelaje y pasarela.
Camisas africanas
El costo de las camisas —hasta agotar el stock— es $ 38 y $ 40. (I)

Datos

$ 5 es el costo de un turbante sencillo; los elaborados con telas africanas cuestan $ 8.
$ 35 es el precio de los blusones elaborados en telas coloridas marcados por una gran cola.
$ 25 cuesta una falda sencilla; las que llevan más tela por su amplitud valen hasta $ 60.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: