Emelec mantiene su invicto ante la U. de San Martín

25 de enero de 2013 00:00

El paraguayo Pablo Zeballos generó el delirio de los casi 19 mil hinchas de Emelec que vieron cómo su equipo se impuso 2-0 en su “Explosión Azul” frente al San Martín de Perú.

A pesar de que la estrella “guaraní” no jugó ayer, su sola presencia en el gramado del Capwell provocó la euforia de los emelecistas que al verlo corearon: “Emelec va a ser campeón, aunque llore Barcelona...”

La presentación de la plantilla de esta temporada duró casi una hora y entre los más aplaudidos por la afición estuvieron Pedro y José Luis Quiñónez, Gabriel Achilier, Fernando Giménez, Javier Klimowicz, Esteban Dreer y el propio Zeballos.

Terminado el acto protocolario, el cuadro dirigido por Gustavo Quinteros saltó a la cancha para recibir a un ya conocido rival como es el elenco de Porres peruano (USMP), dirigido por el paraguayo Aníbal el “Maño” Ruiz.

El “equipo A” de Emelec, que jugó en el primer tiempo, dejó una buena impresión en la ofensiva con Marcos Caicedo, quien retornó de El Nacional, y un Marcos Mondaini que hizo varios desbordes por el costado izquierdo, mientras que Enner Valencia jugó por la derecha. El propio Valencia marcó a los 15’ el primer gol. En la media hora restante Emelec fue quien dominó, pero no aumentó la ventaja.

Para la segunda mitad, Quinteros realizó seis variantes: Arana ingresó por Dreer, y también jugaron Dennys Hurtado, John Jairo Garcés, Fulton Francis, Fernando Gaibor y Vinicio Angulo, último fichaje de Emelec.

El segundo tanto “eléctrico” fue obra de Fernando Gaibor, quien a los 72’, de tiro libre, sentenció el encuentro y causó una “explosión” en el Capwell, que se quedó con las ganas de ver jugar a Zeballos, el ex jugador del Olimpia y Samara ruso.

La victoria de Emelec frente a la Universidad San Martín dejó una buena impresión del equipo, cuya estrella número 11 le ha sido esquiva los tres últimos años.