El establecimiento deportivo abrió sus puertas el 11 de marzo

Las mujeres cuentan en Quito con una escuela de fútbol

- 29 de marzo de 2014 - 00:00
Priscila Sangucho (centro), ayudante técnica de la Academia de Fútbol Mabel Velarde, dirige un juego entre niñas y niños. Los entrenamientos son de 16:00 a 18:00, 3 días a la semana. Foto: Miguel Jiménez | El Telégrafo

El establecimiento deportivo abrió sus puertas el 11 de marzo

Que una madre apoye a su hija para que se convierta en futbolista profesional es una muestra del cambio  de mentalidad que en los últimos años han experimentado las mujeres alrededor del fútbol. “Me agrada que sea una mujer quien esté al mando, pero más me gusta el nivel de preparación que tiene. No es fácil encontrar una entrenadora con ese perfil”, destaca Karina Revelo, madre de Valentina y Rafaela Rodríguez, alumnas de la Academia de Fútbol Mabel Velarde, inaugurada el 11 de este mes.

Y es que con 25 años de existencia, Mabel muestra una envidiable hoja de vida: estudió entrenamiento deportivo personal y preparación física en la Lee University (Tennessee) y en la Southeast Missouri State, de Estados Unidos, y cuenta con una especialización en entrenamiento funcional en la IHP University de   Buenos Aires. En la actualidad cursa el cuarto semestre para directora técnica en el Instituto Superior Tecnológico de la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

El establecimiento deportivo cuenta
con una entrenadora principal y 3 asistentes.
Todo ese bagaje académico la impulsó a cumplir el sueño de tener una escuela de fútbol enfocada en la enseñanza a mujeres, “sin que eso signifique cerrarle las puertas a los varones que deseen aprender técnica, táctica y tener una preparación física adecuada”, subraya Velarde.

Pero como todo tiene su precio, abrir el establecimiento le costó retirarse de la actividad futbolística. En 2013, al servicio de la Espuce, cerró su etapa como jugadora, una faceta que comenzó a los 5 años de edad de la mano de su padre Patricio Velarde, responsable de sus pininos en el ‘rey de los deportes’.

Su trayectoria incluye las formativas en la Escuela de Fútbol de los Aguinaga, en la que tuvo como maestros a Rubén y Fernando Aguinaga, padre y hermano de Álex Aguinaga; su paso de 2 años por el Saprissa de Costa Rica, en el que militó entre los 12 y 14 años; y su incursión por media temporada en el club semiprofesional Sealions FC de San Diego, California (Estados Unidos), cuando tenía 21 años.

Las nuevas metas de la joven son titularse como directora técnica  y llegar a la Tricolor. “Mi reto es clasificar a Ecuador a un mundial femenino, sea en las categorías sub-17, sub-20, o en el combinado absoluto”, revela.

Expectativas

Una imponente presencia  en el área y un fuerte remate de derecha llaman la atención de quienes observan la práctica de la categoría 13-15 años. Se trata de Nicole Lommen (15 años), una back central de 1,70 de estatura que aspira a llegar al profesionalismo deportivo, jugar en el exterior y ser seleccionada. “Quiero sacar la cara por el fútbol femenino del país; llegué acá con la ilusión de mejorar mi técnica”, cuenta Nicole, estudiante del colegio Terranova, quien considera importantes los avances del balompié local, que ya cuenta con un campeonato nacional amateur.

Otra que desea dedicar su vida al balompié es Rafaela Rodríguez (9 años), hija del exfutbolista Xavier Rodríguez, que vistió las camisetas de Universidad Católica, Liga de Quito y Aucas. “Si ella quiere hacer de esto su carrera, la apoyaré al 100%”, menciona Karina Revelo, madre de la pequeña.

Pero no todas persiguen el anhelo de acceder al profesionalismo, Valentina (14 años), hermana mayor de Rafaela; y Manuela Galeth (14 años), ven al balompié como su hobby favorito. “Lo veo como una diversión y una forma de superarme, pero en realidad yo quiero ser cardióloga”, confiesa Manuela.

A un lado de la cancha, en el complejo La Capital Deportiva, varias madres y abuelas miran el entrenamiento, atentas a la evolución de sus niñas, quienes ahora cuentan con un espacio adecuado para desarrollarse en lo que más les gusta.

DATOS

La academia tiene por ahora 15 alumnas y 5 alumnos, distribuidos en las categorías: 5 a 8 años, 9 a 12 años, 13 a 15 años y 16 a 18 años. La inscripción cuesta $ 20, la mensualidad 45. Las prácticas son los lunes, miércoles y viernes, de 16:00 a 18:00.

Los entrenamientos se efectúan en el complejo La Capital Deportiva, ubicado  en el sector de la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE), de la  Avenida Occidental.

La escuela cuenta también con un espacio para ejecutivos, a quienes se les mejora aspectos técnicos y  físicos. Las clases son de 19:30 a 21:00, los martes y jueves.

Mabel Velarde trabaja además para Concentración Deportiva de Pichincha, es entrenadora de la selección sub-16.

El proyecto de la academia incluye la creación de un club de alto rendimiento, del que se realizan los primeros trámites.

La instructora desea implementar un sistema de ‘padrinos’, para que empresas privadas costeen la preparación de personas de escasos recursos económicos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: