El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mar.7/Dic/2021

Actualidad

Tendencias

Una consultita

¿Por qué es malo aguantarse las ganas de orinar?

13 de febrero de 2016 00:00

Es usual que muchas mujeres, por la falta de un servicio higiénico cercano, pospongan la eliminación de la orina, una práctica que si se torna frecuente puede afectar la salud.

Contener las ganas de ir al baño es algo que es necesario evitar, puesto que los residuos que se depositan en la orina suelen ser sustancias ácidas y amoniacos que el cuerpo no necesita y que, por lo tanto, se deben eliminar cuanto antes.

Rara es la persona que alguna vez en su vida no se ha aguantado durante horas las ganas de orinar. Hacer esto puede ser muy perjudicial, ya que esas sustancias ácidas que contiene la orina pueden desencadenar una infección en el aparato urinario si no se eliminan del organismo lo más pronto posible. Se estima que una vejiga promedio tiene la capacidad para albergar alrededor de 8 vasos de agua, por lo que después de esa cantidad es necesario liberar espacio a través de la orina.

El Departamento de Salud del Gobierno de Australia advierte que las personas eliminan entre 200 y 500 mililitros de orina cada vez que visitan el baño, lo cual puede ocurrir entre 4 y 6 veces al día. Además, cuando una persona se aguanta las ganas de orinar, la vejiga se puede estirar o acumular bacterias que dañan al organismo. Los médicos advierten que se puede generar una cistitis, un padecimiento que se caracteriza por la necesidad de orinar con frecuencia y urgencia, acompañado de dolor.

Se presenta por diferentes causas, pero una de ellas es la infección bacteriana causada por aguantarse las ganas de ir al baño. Incluso pueden surgir cálculos renales, piedras en los riñones, que se forman en esos órganos por sustancias que se encuentran en el líquido que desechamos.

www.actitudfem.com/ www.vitonica.com

Contenido externo patrocinado