Verano no miente revive el romance cuencano

- 08 de abril de 2018 - 00:00
En la cinta actúan Pilar Tordera, Pamela Sánchez, Juan Carlos Rey De Castro, Katerina D’Onofrio, Franchesca Flandoli, Nando Romero y Freddy Campos.
Foto: cortesía La 5ta Máquina Films

El cineasta Ernesto Santiestevan dirigió este drama basado en una mujer lisiada que desea revivir un viejo amor a través de una pareja de jóvenes.

La película Verano no miente es el resultado de un cúmulo de expresiones artísticas que ha vivido Ernesto Santiestevan, el peruano que escribió y dirigió esta cinta estrenada el pasado viernes en salas de cine ecuatoriano.

Su ópera prima –que nació como un corto de 10 minutos con tres personajes– se convirtió en un largometraje donde 19 actores, entre principales y secundarios, han logrado una historia de amor que se mueve entre  la ficción y la comedia.    

“Cuando escribí mi cortometraje estaba planteando el amor entre dos generaciones porque en Cuenca hay ancianos con muchas historias y cargas emocionales, sobre todo una carga de valentía que ninguno se imagina”, cuenta el director, quien ambientó esta historia entre 1958  y 2017.

La cinta –producida por La 5ta Máquina Film– se basa en la vida de Christine (Pilar Tordera, de España), una mujer de la tercera edad que está lisiada y decide contratar a Angie (Pamela Sánchez, de Ecuador) y a Santiago (Juan Carlos Rey De Castro, de Perú) para que trabajen en su hacienda.

Angie como cuidadora y Santiago en la labor de restaurador de arte, sin saberlo, serán parte de un plan de Christine, quien intentará revivir a través de ellos los recuerdos de su primer amor.

“La historia es una ficción, pero sí tiene mucho de mí, incluso los personajes tienen algo de mí”, opina el peruano que reside en Cuenca desde hace 10 años y escribió la trama en Oña, en la hacienda de su suegro. Justamente una escena que habla de la alimentación vegana y de no consumir carne es la parte que lo retrata, pues él es vegetariano desde su infancia.

Verano no miente tiene este título porque Santiestevan quiso personificar la estación como si fuera una persona: “Justo en la historia de la película, en esta estación, hay una carga de confesiones”, manifiesta el artista quien la tituló así junto a su esposa María Elisa Veintimilla, gerenta de la productora.

Intuitivo trabajo de producción

El cineasta detalla que el proceso de selección contó con tres audiciones para encontrar a los actores que encajaran en los roles, con más de 500 personas, entre expertos ante las cámaras, así como actores y actrices amateur.

“Reuní un equipo de personas que, por primera vez, estaban haciendo cine y para mí el ingrediente fundamental era que tuvieran ganas de hacer cine”, confiesa el mentalizador de esta producción que se planteó proyectar en año y medio. Y “contra viento y marea” pudieron obtener los recursos para financiarla.

“Sí tenía bien claro que quería actores de mi país o que hubiera un sello de mi lugar de origen porque creo que esta mixtura iba a traer algo bueno y realmente así fue”.

“Conversamos  con las cadenas de cine, vimos las estadísticas, lo que estaba pasando, el porqué no estaba llenando taquilla el cine local.   Creo que en muchos casos aparece el argumento de que es demasiado de autor”, opina el director,  y agrega que por ello prefirió hacer una ficción con romance y comedia para  así ser más fiel a la realidad de los espectadores.  

De las artes plásticas al cine

Autodidacta. Así simplifica sus conocimientos Ernesto Santiestevan. Con  apego a las artes plásticas, de niño  traveseó sobre las paredes de su casa hasta madurar su lienzo en destacados murales.

El cineasta cuenta que a los 15 años se convirtió en caricaturista de un grupo editorial en Lima y, más adelante, en suelo estadounidense.

Pero la música también fue parte de su exploración artística. “Desde los 18 años vengo haciendo música. Hago jingles para radio, toco guitarra y compongo”.

¿Quién creería que la música sería la razón para llegar a la especialidad de audiovisuales? Artistas como Michelle Cordero, el grupo Bajo sueño y Espiritual Lyric Song lo saben. A ellos les trabajó sus videoclips y específicamente a Cordero le compuso parte de los temas de su primer disco.

Una de sus gratas experiencias fue fundar la banda Patio Plomo, con la que trabajó dos años de lleno componiendo letras de contenido social con arreglos del género ska. Con esta agrupación recorrió gran parte del Ecuador viajando a Quito, Loja y hasta Morona Santiago por un festival.   

El sueño de reunir todas las expresiones artísticas en una producción de su autoría es el éxito que ya comparte con los que podrán ver Verano no miente. Santiestevan espera los comentarios en el fanpage que creó su productora. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: