No intenso agora tensiona el presente con archivos

- 12 de mayo de 2017 - 00:00
En la inauguración estuvo el nuevo equipo del EDOC: York Neudel, Estefanía Arregui y Alfredo Mora Manzano.
Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo

El documental del cineasta brasileño João Moreira Salles inauguró una nueva edición del festival EDOC.

No deja de sorprender que el género documental tenga acogida del público en un país donde el cine comercial acapara las grandes salas, casi sin dejar alternativas. La noche del miércoles pasado, la proyección inaugural de la XVI edición del Festival Encuentros del Otro Cine (EDOC) tuvo una asistencia menor a la de otros años, cuyo pico de convocatoria siempre sobrepasó los 2.000 espectadores en 2015, también en el Teatro Nacional de la Casa de la Cultura Ecuatoriana.

“Durante estos días se hablará muchísimo sobre leyes, números, cantidades e indicadores pero, para nosotros, desde el festival, lo más importante es el amor y pasión al cine que tenemos”, dijo Alfredo Mora Manzano, nuevo director del Festival que tuvo al frente al cineasta Manolo Sarmiento durante 15 ediciones. Ese amor al séptimo arte no impidió que haya problemas de sonido, en los micrófonos de los presentadores y al inicio de la proyección del filme No intenso agora (João Moreira Salles, 2017).

La obra es una reflexión cinematográfica, hecha en primera persona, sobre imágenes de archivo de la revuelta estudiantil francesa de Mayo del ‘68, la invasión rusa a Checoslovaquia, la revolución cultural proletaria china, y el entierro de los muertos en París, Lyon, Praga y Río de Janeiro, a causa de represiones.

Un diálogo sobre el cine que habla de las intenciones de los organizadores del festival, quienes seleccionaron Citizenfour (Laura Poitras, 2014) y Fuocommare (Gianfranco Rosi, 2016) para abrir las dos últimas ediciones: filmes largos, de temática social que ponen a los cineastas a explicar sus procesos a los espectadores.

¿Cómo se editó No intenso agora?

La editora y directora brasileña, Laís Lifschitz, ofrecerá hoy una charla en la que hablará sobre el proceso de edición de la película No intenso agora. El encuentro, cuya entrada es libre, se realizará de 14:00 a 15:00 en la sala 1 del Incine.

Lifschitz representa a Moreira Salles, el director de esa película, quien fue uno de los invitados a los EDOC del año pasado y que, el día de la inauguración, interpeló al público  a través de un video corto que grabó para esta edición. La editora ha participado como asistente de montaje en  diversas películas, como Estado Novo (de Eduardo Escorel) o Circo Voador (Pedro Bronz y Roberto Berliner) y también en programas de televisión  como Sangue Latino (Canal Brasil) y Novas Famílias (GNT). Junto con Eduardo Escorel, destacado montajista, Lifschitz editó No intenso agora. Actualmente ella dirige una serie documental para un canal público brasileño.

A las 19:00, en la sala Alfredo Pareja Diezcanseco de la Casa de la Cultura, los ecuatorianos Jorge Juan Anhalzer e Isabel Dávalos presentarán su documental Llanganati. La película narra una expedición liderada por el aventurero y fotógrafo Anhalzer, al corazón de los Llanganati. Él, junto con su equipo, va en busca de un antiguo camino inca que les llevaría al socavón, lugar donde residiría el tesoro desde hace 500 años. Este enigma ha sido descrito por historiadores como “tan grande que ni mil hombres (lo) podrían cargar”. Habrá un conversatorio luego de la función.

El certamen de cine documental incluirá actividades paralelas, como clases magistrales y conversatorios. Se abordará la creación del Instituto de Cine y Creación Audiovisual (ICCA) y la cineasta francesa Claire Simon presentará su extensa obra de más de 25 años de trayectoria, mañana, en el Auditorio de la Alianza Francesa, de 10:00 a 13:00.

Los EDOC ‘tantean terreno’ en Guayaquil

Este año, el Festival Encuentros del Otro Cine (EDOC) tendrá como única sede en Guayaquil la sala del MAAC, lo que implicará una programación reducida, en comparación con las 88 películas que se proyectarán en Quito, en 8 sedes distintas. En Guayaquil, la programación únicamente incluye 22 filmes.

De acuerdo con el director del festival, Alfredo Mora Manzano, la organización quiere probar la acogida de los EDOC en una sala con 300 butacas.

La última edición del festival tuvo como sede una pequeña sala de cine, con una capacidad inferior a las 50 butacas, que sirve como aula de la Universidad de las Artes, además de Muégano Teatro, con capacidad para 20 personas.

“Queríamos volver al MAAC porque es una gran sala de cine. No queríamos adaptar algo para que funcione como una sala, a pesar de que el año pasado la producción fue buena pero necesitábamos que la gente tenga la sonorización y la proyección adecuadas, además de que el gran público acceda al festival”, dijo Mora Manzano, quien presidirá la inauguración de esta noche en la ciudad. 

El director del encuentro señaló que esperan medir la respuesta del público en esta edición para extenderlo el siguiente año, a pesar de la ausencia de salas en la ciudad. El encuentro tiene como coproductora al Laboratorio de Innovación y Producción de la Universidad de las Artes. A través de esta alianza se gestionó el viaje de Florence Jaugey, José Luis Torres Leiva y Eduardo Crespo.

Los cineastas estarán en Quito y Guayaquil comentando su trabajo cinematográfico con los estudiantes de la institución, que también realizarán prácticas preprofesionales en los EDOC. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: