Velasco asume el reto de articular la cultura con la industria creativa

- 28 de junio de 2019 - 22:30
Foto: Cortesía

El debut del artista Juan Fernando Velasco (Quito, 1972), en el sector público como el nuevo Ministro de Cultura y Patrimonio del Ecuador marca un cambio en la cartera, que ha sido manejada en promedio por escritores, intelectuales y políticos.

Velasco, al reemplazar al escritor Raúl Pérez Torres, se convierte en el segundo músico profesional en asumir el ministerio, luego de que en 2008, Galo Mora Witt, del grupo Pueblo Nuevo, dirigió la entidad por un año.

Artistas ecuatorianos y gestores observan que es una buena oportunidad para la renovación del Ministerio y articularlo con otras entidades.

El cantautor Damiano considera que la designación de Velasco es positiva, por su preparación artística y profesional. “Desde esa perspectiva, estimo que puede solucionar muchos problemas en el ámbito cultural. Además necesitamos de funcionarios con nuevas ideas”.

Entre los problemas de la industria musical local, Damiano mencionó que necesita un dinamismo. “La cultura en el país es importante, no solo en la música, y debe haber más trabajo para los artistas”.

Además, Damiano señala que el paso de Juan Fernando Velasco como presidente de Sayce por casi dos años le brindó experiencia administrativa para asumir este nuevo reto. “Y ahí conoció los problemas de los autores ecuatorianos”.

Y aunque se siente optimista, enfatiza que igual habrá que esperar los resultados de su trabajo para realizar “las primeras observaciones a su gestión”.

Para la cantante Paulina Tamayo, "La Grande del Ecuador", las nuevas funciones de Velasco en el Ministerio representan una buena oportunidad. “Está preparado y podría trabajar en la promoción de la música nacional en el exterior. Pasa en otros países como en México, donde los artistas son apoyados desde el Estado, a través de intercambios culturales”.

En cambio, el gestor cultural Andrés Zerega, opina que el titular del Ministerio de Cultura debe guardar siempre un perfil político. “Lo digo en el buen sentido, porque tiene que lograr una articulación entre las instituciones culturales y ministerios del Estado”.

Por ello, Zerega estima que Velasco, al contar con una extensa carrera musical “tiene el perfil adecuado, porque puede aplicar un equilibrio entre la industria creativa, que es de donde él viene, y trasladarla al campo político, en la articulación”.

La articulación que refiere el gestor, se enmarca en que el Ministerio de Cultura debe establecer un nexo permanente con otras Carteras de Estado claves (como Educación, Turismo), y la universidad. “Así, la articulación debe ser con la academia. Porque te pueden enseñar todo lo referente a ser el mejor artista, pero no capacitan sobre la última cadena del mercadeo de un producto artístico, que es la comercialización”, dijo.

Zerega, que también es ingeniero en marketing y experto en industrias creativas, señala que el reto de Velasco, como ministro, deberá concentrarse en la aplicación de la Ley de Cultura.

“Con esa normativa, puede impulsar a que los actores culturales del Ecuador se formalicen a través del RUAC (Registro Único de Artistas y Gestores Culturales). Y así registrar cuál es el verdadero aporte económico al PIB (Producto Interno Bruto)”.

Por actor cultural, el especialista explica que no es solo quien produce arte. “Sino todos aquellos que con su profesión o actividad tiene incidencia en la industria, como peinadores, sonidistas, maquillistas, técnicos, porque todos son parte integral del sector”.

De este modo, concluye Zerega, si hay una verdadera articulación en el Ministerio, la visión ya no será “ni romántica o poética, más bien pragmática en sus resultados”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: