Guayaquil recuerda al intelectual Juan Castro

- 02 de marzo de 2019 - 00:00
El grupo Los Castros y Velásquez, dirigido por Jorge Sandoval, interpretó la lectura dramatizada de la obra Salomé, de Oscar Wilde, favorita de Juan Castro.
Fotos: Lylibeth Coloma / EL TELÉGRAFO

Amigos y colegas compartieron anécdotas y socializaron archivos que donó al Museo Antropológico de Arte Moderno el fallecido historiador del arte.

El Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (MAAC) acogió una charla entre colegas y amigos del historiador guayaquileño Juan Castro y Velásquez.

La tertulia conmemoró el primer aniversario de su fallecimiento y permitió conocer, a través de anécdotas, el perfil de este gestor cultural que conformó una colección de arte moderno en el antiguo Museo Antropológico del Banco Central, que funcionaba en el actual MAAC.

“Él siempre estuvo listo y atento para que el arte esté primero que todo porque vivía para eso”, dijo el periodista Paco Cuesta en un panel, donde otros allegados del artista, como Carlos Ycaza y Matilde Ampuero, también expusieron sus anécdotas.

Como miembro del grupo La Artefactoría, que trabajó de forma conjunta motivado por el historiador, Cuesta compartió la forma en que sus enseñanzas de arte conceptual calaron en varios jóvenes en la década del ochenta, hasta definir lo que fue el conocido colectivo.

Artistas como Jorge Velarde, Marcos Restrepo, Flavio Álava, Xavier Patiño, Marco Alvarado y el mismo Paco Cuesta, algunos presentes en el tributo, fueron parte de esa gallada que pudo capturar el mensaje de Castro influenciada por sus estudios de arte en Alemania.

“Fuimos una especie de cómplices, estudiosos, chismosos y todo lo que involucraba la excentricidad de Juan, alguien que creo que cambió la visión de la gestión cultural de la ciudad”, sostuvo la gestora cultural Matilde Ampuero.

Agregó que Castro siempre estuvo a favor del arte joven, desde las expresiones visuales y la música hasta que se convirtió en su mayor preocupación, que esa cultura que forjó en Europa y parte de América, se asentara en su ciudad.

“En esta llegada (de Alemania) descubrí que él ya no era Juan Castro Velásquez sino Juan Castro y Velásquez, que era algo que estaba ligado a sus lecturas de Oscar Wilde...”, dijo Carlos Ycaza, editor de la Revista de diario El Universo.

“Creo que él se fue a Europa y se parió a sí mismo con este nuevo nombre”, rememoró Ycaza.

Él recordó el cambio de Castro cuando coincidieron en Nueva York hace décadas. Era el mismo amigo guayaquileño, pero bañado de la cultura europea.

Ycaza considera que los estudios de Historia del Arte y Antropología en Alemania realizados por su amigo lo llevaron a pensar que su misión en esta vida, hilvanada de sueños, más adelante sería una realidad de la historia cultural y artística de Guayaquil.

El director teatral Jorge Sandoval presentó al grupo Los Castros y Velásquez con el que preparó la caracterización de Salomé (1891), de Oscar Wilde, bajo la modalidad de lectura dramatizada.

“Juan fue un impulsador del saber, de lo abstracto y lo contemporáneo; yo lo conocí en el ambiente nocturno, el de las salidas al Gran Cacao, de las grandes tertulias (...). Era picaresco y parecía que él conocía los secretos de todo el mundo en la ciudad”, comentó Sandoval, quien fue pupilo de Castro y creó este grupo en su nombre.

La periodista Lola Márquez tomó el micrófono para destacar, además de algunas experiencias graciosas con el artista, su apoyo para crear el Fondo Sociedad Jóvenes Talentos en 2006.

“Con esta sociedad pude dimensionar lo que fue Juan, hacia dónde iba, qué es lo que él quería dentro del movimiento cultural del país; siempre quiso que esto fuese realmente un ambiente vivo y de valorar la cultura”, manifestó Márquez.

Gracias al impulso de Castro a los jóvenes músicos, que en muchos casos, trabajan fuera del país, permitió que estos lograran transformarse en profesionales y mejorar su nivel artístico.

La velada, que duró casi dos horas, terminó con la socialización de la donación de la colección de videos originales de música, que coleccionó Castro, al Centro Documental del MAAC.

Los archivos del Fondo Juan Castro ya están disponibles al público, con acceso libre, en este centro. (I) 

Sobre el artista

Logros destacados 

Fue curador y director de la pinacoteca del Museo del Banco Central. Organizó, en 1983, el Primer Salón Nacional de Artes Visuales de Guayaquil Vicente Rocafuerte. Impulso el surgimiento de La Artefactoría y de Alta Cultura.

Propulsor del arte

Castro estudió Historia del Arte y Antropología en Alemania en los 70. A su regreso trajo una visión con mirada al futuro, sobre el arte y los nuevos lenguajes de la época contemporánea.

Proyectos 

Revista Objeto fue un medio que cohesionó el gremio de artistas plásticos de Artefactoría con una estética clara.  En 2006 fundó la Sociedad Fondo de Jóvenes Talentos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: