En Guayaquil habrá ópera con Malkovich

25 de agosto de 2012 - 00:00

El 28 de agosto por la tarde la seguridad en el Teatro Sánchez Aguilar, ubicado en el km 1,5 vía a Samborondón, avenida Río Esmeraldas, frente al centro comercial Las Terrazas, será estricta, pues habrá  un encuentro entre  la prensa y los responsables de la ópera de cámara Las variaciones de Giacomo, una combinación de ópera con obra teatral sobre las aventuras de los dos últimos días de vida de Giacomo Casanova, el amante más famoso del mundo.

Estarán el director y escritor Michael Sturminger, el responsable del concepto musical Martin Haselböck y la soprano Ingeborga Dapkunaite, quien desde los 4 años de edad se encuentra involucrada con el mundo artístico en óperas importantes como Madame Butterfly, y ahora interpreta a Isabella. Pero la seguridad no será por ellos exclusivamente, sino por quien encarna a Giacomo: el famoso actor, director y productor de cine John Malkovich, en una presentación especial.

Los que van al cine con frecuencia recordarán al dos veces nominado al Oscar como Cyrus “The Virus” en “Con Air” o Mitch Leary de “En la línea del fuego”, o tal vez como el villano de “Johnny English” o el empresario excéntrico de “Transformers 3, el lado oscuro de la luna”, mientras que los que siguen el cine de culto o inusual lo han conocido como John Horatio Malkovich, y los que conocen de actuación no olvidan al Vicomte Sébastien de Valmont y Lennie Small.

Todos son Malkovich, o quieren serlo, como John Cusack, coestrella de Malkovich en “Con Air”, y personaje protagonista de “Being John Malkovich”. Los inicios de este talento de la interpretación datan de 1976, cuando se unió al Steppenwolf Theatre de Chicago, recién fundado por su amigo Gary Sinise, siete años después aparecería en Nueva York y ganaría un premio Obie por su participación en la obra “True West” de Sam Shepard.

En 1984, Malkovich llega con fuerza a Broadway, actuando en el reestreno de “La muerte de un viajante”, junto con Dustin Hoffman, rol que le significaría un Emmy cuando esa obra se transformó en película para TV al siguiente año. Luego debutaría en el cine como un inquilino ciego en “Places in the Heart” (1984) lo que le valdría su primera nominación al Oscar.

Su segunda nominación al prestigioso premio llegaría con su interpretación del asesino psicótico de “En la línea del fuego”, dirigida y coprotagonizada por Clint Eastwood, en 1993, sin embargo es más recordado por su interpretación en “Relaciones peligrosas”, filme de 1988, en el que actuó junto con Glenn Close y Michelle Pfeiffer.

25-8-12-cultura-locoSu segundo premio Obie lo ganó por dirigir “Balm in Gilead” en 1985. Periódicamente retorna a Chicago para actuar y dirigir. El actor, director y productor de ascendencia croata frecuentemente visita, además, el Festival de Cine de Sarajevo en Bosnia y ha filmado en Portugal, país por el que ha desarrollado una gran pasión, donde tiene una casa y es copropietario de un restaurante/club nocturno en Lisboa. Su rol en “Being John Malkovich” está considerado el número 90 de los 100 mejores personajes del cine de todos los tiempos de la revista Premiere.

Los créditos de Malkovich en teatro incluyen nominaciones al Premio Joseph Jefferson en 1985 y 1996 por la dirección de las piezas teatrales “Coyote Ugly” y “The Libertine”, respectivamente, con la Steppenwolf Theatre Company. Su trabajo como actor con Travel Light Productions Theatre y Steppenwolf Theatre Company le mereció el Premio Joseph Jefferson en 1980 y 1982 por  “Say Goodnight, Gracie” y “True West”, respectivamente.

Obtuvo el mismo galardón, en 1981, como director de “Balm in Gilead” para la Steppenwolf Theatre Company. Su trabajo teatral le ganó el honor de ser el autor y lector del mensaje por el Día Mundial del Teatro 2012, elegido por el Instituto Internacional del Teatro-ITI de la Unesco.

La consolidación como actor lo llevó a dirigir a Javier Bardem en la película “The Dancer Upstairs” en la que él mismo interpretó, sin recibir crédito, al líder de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán. Además, el mismo año, 2002,  dirigió, narró y escribió el cortometraje “Hideous Man”.

Los últimos años el trabajo teatral de John Gavin Malkovich ha estado marcado por el concierto lírico-teatral “La comedia infernal. Confesiones de un asesino en serie”, la historia del asesino Jack Unterwerger, feminicida austriaco que siguió matando y escribiendo hasta suicidarse -escrita y dirigida por Michael Sturminger-.

Se vio cuatro veces, en abril de este año, en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris en el Centro Histórico de México Distrito Federal. La pieza con arias de Mozart y Vivaldi fue una producción de Diego Luna a través de su compañía Mueca y en los últimos cuatro años se ha presentado en Europa, Estados Unidos y Canadá.

Las variaciones de Giacomo es una pieza que para su concepto musical se basa en las escenas de óperas de Mozart y Lorenzo Da Ponte, como Don Giovanni, Le Figaro o Cossi fan Tutte. Sturminger y Haselböck adaptan los tópicos de Casanova para crear un dramático y humorístico acercamiento al enfrentamiento con la muerte del personaje.

Además, antes de llegar a Ecuador, la ópera de cámara se presentó en la reconocida Sydney Opera House y en el Château de Versailles Spectacles en Francia, por lo que las funciones del 30 y 31 de agosto y 1 de septiembre, en el Teatro Sánchez Aguilar, serán las únicas en este año en Sudamérica.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: