ópera prima de alejandro guzmán

Distancias cortas llega al público latinoamericano

- 09 de diciembre de 2015 - 00:00
El músico mexicano Luca Ortega interpreta a Alejandro Guzmán, un hombre de más de 40 años que permanece enclaustrado por su obesidad. Foto: elccc.com.mx

ópera prima de alejandro guzmán

Tras un extenso recorrido por casi todo el mundo, la película del director mexicano Alejandro Guzmán, Distancias cortas, se presentó este martes por primera vez ante un público latinoamericano, como parte de la 37 edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, en La Habana.

La película recrea la vida de un hombre de 40 años llamado Federico Sánchez (interpretado por Luca Ortega). Federico sufre de obesidad mórbida, pesa más de 200 kilogramos y vive confinado en cuatro paredes y en su propio cuerpo.

Le cuesta mucho trabajo moverse, desplazarse y habita en una especie de autoexilio. Su único contacto con el mundo es a través de su hermana Rosaura, interpretada por Martha Claudia Moreno, y con su cuñado Ramón (Mauricio Isaac), dijo su director sobre el filme.

“Federico se siente terriblemente solo, no tiene expectativas para el futuro y dedica la mayor parte de su tiempo a hacer collares y pulseras”.

La desolación se afecta, cuando -por casualidad- encuentra un rollo viejo de películas fotográficas, y le da mucha curiosidad saber qué tiene ese material y decide salir de su encierro.

Luego de 10 años confinado en su propia casa, visita una tienda de fotografía y conoce a Paulo (Joel Ortega). A partir de la sublevación por el arte se inicia una amistad: el tema central del filme.

Según dijo su director, uno de los retos más grandes de la producción fue conseguir un actor con las características de quien padece obesidad mórbida, pues estaba reacio a utilizar efectos especiales.

Para el filme, Guzmán visitó varios hospitales en busca de su protagonista y también, para descubrir cómo viven esas personas. “De casualidad encontré a Luca Ortega -un músico mexicano- le mandé el guión, le gustó la idea y me puso como condición que quería componer para la cinta”.

El guión es de Itzel Lara y para Guzmán fue una suerte haberse encontrado con la historia, a la que consideró “mágica y emotiva, con pocos personajes pero complejos”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: