Un concierto de violín tiene el sello de Gerardo Guevara

- 01 de marzo de 2019 - 00:00
María de Guevara, Gerardo Guevara y Johnny González, director del CEN, durante el homenaje al músico.
Foto: Mario Egas / EL TELÉGRAFO

El Centro Ecuatoriano Norteamericano (CEN) realizó un homenaje a la trayectoria del maestro por sus 70 años de trabajo artístico. El músico recibió una placa conmemorativa por su obra.

Pensar en un justo homenaje al maestro ecuatoriano Gerardo Guevara (Quito, 1930)  no parecía un asunto sencillo.

Por eso, Jorge Saade, reconocido violinista, sugirió que el Centro Ecuatoriano Norteamericano (CEN) le comisionara una pieza musical.

Así lo recordó Johnny González, director general del CEN, durante el homenaje que la entidad cultural binacional ofreció al músico  ayer en su residencia, en la vía a  Mitad del Mundo, en el norte de Quito.

“Jorge Saade motivó la idea de comisionarle un trabajo musical al maestro, que  es una manera de honrarlo.  Y al darle esa responsabilidad, le asignamos una tarea en lo mejor que él sabe hacer”, señaló el director del CEN.

La comisión consistió en la solicitud de creación de una sinfonía dedicada a la entidad cultural.

Así, la obra que fue remunerada al maestro Gerardo Guevara, fue entregada por  él mismo con sus partituras al CEN durante el acto.

El músico ecuatoriano indicó que realizó esta pieza sinfónica “con mucho afecto, y por la importancia que tiene la entidad cultural en el país”.

Añadió que “la vida artística de Estados Unidos genera una influencia cultural en toda América. Somos un reflejo de eso”.

La pieza se titula “Concierto de Violín” y fue compuesta por Guevara exclusivamente para el CEN.

La misma está pensada para ser interpretada  para un solo de violín o una orquesta de cámara.

El CEN también le entregó una placa conmemorativa por su trayectoria y aporte a la música ecuatoriana, que incluye más de 40 obras. 

El homenaje contó con la presentación del octeto coral Jatarichi, dirigido por Guido Cedeño.

Los coristas, amigos y exalumnos de Guevara interpretaron “Sanjuanito de mi pueblo”, “La calle de La Ronda”,   “Terciopelo negro”, entre otras melodías.

Carrera y trayectoria
En el homenaje Guevara recordó sus inicios, cuando admiraba a músicos locales como Sixto María Durán,  José Ignacio Canelos y otros. 

Recordó su estancia en París, como una de las más fructíferas, porque fue alumno de Nadia Boulanger, docente musical francesa que formó a los grandes compositores del siglo XX.

“Fue una experiencia única, humana y artística, que marcó mi vida en un antes y después en el arte”.

Sobre las próximas generaciones de músicos ecuatorianos, Guevara sugirió que “primero amen su país, patria, bandera y geografía. Tenemos todo para construir todavía.  En el arte, aún estamos muy jóvenes”.  (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: