“Butaca Andina” compila historias de cuatro países

13 de noviembre de 2012 00:00

La institucionalidad que tiene el cine en los países de la Comunidad Andina (CAN) permitió realizar el primer catálogo de largometrajes titulado “Butaca andina”, dijo el pasado sábado en la V Feria Internacional del Libro, Gabriela Falconí, funcionaria de la Secretaría General de esa institución regional, integrada por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

El libro de 204 páginas recoge 48 películas por país, las mimas que fueron seleccionadas por cada dirección o consejo cinematográfico de los estados que integran la CAN. La compilación de largometrajes para Ecuador y Perú va desde el año 2006; Colombia empezó su registro a partir de 2010, mientras que Bolivia tuvo que ir un poco más atrás para cumplir con la cifra establecida. El país del Altiplano, en el catálogo, tiene películas desde 1977.

Las fechas, más allá de ser un dato, revelan la dinámica de producción de los países; es así que Colombia lidera la lista de creación y proyección de largometrajes. El aumento significativo se debe a la Ley de Cine que se aprobó en 2004, cita Adelfa Martínez, directora de Cinematografía del Ministerio de Cultura de Colombia, en el catálogo.

“En Colombia ha sido la Ley de Cine el motor principal del crecimiento de la industria. Al hacer un balance de esta norma vemos que se ha recaudado 40 millones de dólares a través del Fondo de Desarrollo Cinematográfico y se ha irrigado una inversión privada de 44 millones de dólares a través de estímulos tributarios”, cita la colombiana.

Esa recaudación les llevó a producir 95 películas en ocho años. Según los cálculos de la Dirección Cinematográfica, Colombia pasó de cuatro a dieciocho estrenos al año.

En esa dinámica de producción, Colombia, según el catálogo, estrenará en los próximos meses 12 películas, el mismo número que Ecuador, aunque dos largometrajes que constan en el inventario ya están en cartelera. Se trata de “Sin Otoño, Sin Primavera” y la “Llamada”.

Perú, por su parte, tiene planificado sacar al público cuatro largometrajes; mientras que Bolivia llegará al mercado con una. Para Pablo Mogrovejo, director de cine y audiovisual del Ministerio de Cultura, la situación de Ecuador en comparación con Colombia no está muy lejana, pues a su criterio hay un buen número de películas que se han creado y con muy buena calidad.

13-11-12-cultura-abrazoAsí citó el caso del documental “Con mi corazón en Yambo” de la cineasta María Fernanda Restrepo. Mogrovejo destacó el estímulo económico que entrega el Consejo Nacional de Cinematografía para la producción de largometrajes, así como el número de festivales como “Encuentros del Otro Cine”, “Cero Latitud”, entre otros, los que han logrado crear una institucionalidad del cine dentro y fuera del país.

Los mencionados festivales llevan alrededor de una década en el mercado cinematográfico nacional. El Consejo Nacional de Cine ecuatoriano trabajó este año con un presupuesto de 700.000 dólares, los que fueron entregados a un total de 42 proyectos en distintas categorías, comprendidas en escritura de guión, desarrollo cinematográfico y post producción. El estímulo también se otorga en el caso de festivales.

La creación peruana tampoco se queda atrás en lo que a calidad se refiere. Se recordaron las películas “La Teta Asustada” de la cineasta Claudia Llosa, que en 2010 fue nominada al Óscar en la categoría Mejor película en idioma extranjero.

Bolivia, por su parte, trata de destacar, pero ha tenido una serie de estancamientos en la creación de una Ley de Cine, lo que incidió en su producción, según contó Falconí. El tema de la institucionalidad cinematográfica con la instauración de festivales también es reciente,  según la funcionaria de la CAN.

“Butaca Andina” es el resultado del “Plan Andino para el desarrollo de las Industrias Culturales”, elaborado por el Consejo Andino de Ministros de Cultura y Culturas, que fue aprobado el pasado 16 de marzo, y contó con un presupuesto de 5.000 dólares, destinados a la publicación del libro. La recopilación de información vino de cada uno de los países y fueron compilados por el área de Cultura de la Secretaría de la CAN.

Actualmente, Ecuador posee la presidencia pro témpore de la CAN, lo que incidió para la publicación del libro, indicó Falconí, quien además agregó que existe una coyuntura política que permite sacar proyectos, sobre todo culturales, los mismos que constan en las agendas, lo que antes no sucedía.

El catálogo no está a la venta y es entregado a los productores y directores de los largometrajes de los cuatro países, así como a las escuelas de formadores de cineastas de la región e instituciones especializadas en el tema. El material se difunde en un DVD en ferias, congresos y convenciones de los cuatro países. Las películas son exhibidas al público de forma gratuita en cada uno de estos eventos masivos.

El catálogo, que está escrito en español e inglés, además de presentar las fichas técnicas de cada una de las películas, contiene números telefónicos de los productores, directores, el número de premios obtenidos, las coproducciones realizadas, así como información de festivales y escuelas de cine de los cuatro países.

Entre las coproducciones se puede señalar que la película “Rabia”, del ecuatoriano Sebastián Cordero, consta dentro de la sección del catálogo dedicada a Colombia.

Contenido externo patrocinado