La misiva recién hallada está incompleta, según la Cancillería ecuatoriana

A la carta más esquiva de Bolívar le falta una página

- 07 de noviembre de 2014 - 00:00

La misiva recién hallada está incompleta, según la Cancillería ecuatoriana

Pese a que en la época en que fue escrita la ‘Carta de Jamaica’ Simón Bolívar apenas asimilaba la caída de la Segunda República en el marco de la independencia venezolana, su anhelo de no dar vuelta atrás en cuanto a los logros políticos alcanzados por esa nación frente a la Corona española quedaron registrados cuando su secretario personal, Pedro Briceño Méndez, escribió por orden suya: «más grande es el odio que nos ha inspirado la Península que el mar que nos separa de ella; menos difícil es unir los dos continentes que reconciliar los espíritus de ambos países».

A un año de cumplirse 2 siglos de su redacción, parte del documento original parece haber sido hallado en un archivo ecuatoriano, administrado por el Banco Central.

La verificación de la originalidad de la carta la realizó una comisión venezolana, según manifestó el pasado martes el presidente Nicolás Maduro.Sin embargo, el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, comunicó, el pasado miércoles, en una rueda de prensa, que “lamentablemente parece que la última página no la encuentran. Es uno de los problemas que tenemos” porque ahí sería “donde estarían las firmas”.

Según relata el historiador guayaquileño Ángel Emilio Hidalgo, en su libro ‘El pensamiento integracionista de Simón Bolívar’ (Secretaría Nacional de la Gestión Política, 2013), el libertador predice en la ‘Carta de Jamaica’ que los Estados de América Central formarían una asociación, que la Nueva Granada y Venezuela se unirían en un solo país con el nombre de Colombia y que en Chile fructificarían, como en ninguna otra nación, las instituciones republicanas. Todo esto se cumplió.

Hidalgo reitera que en este documento histórico Bolívar sostiene la idea de que las naciones independientes de América Meridional, por su inmadurez política, deben ponerse bajo el auspicio “de una nación liberal que nos preste su protección”, la cual, necesariamente, tenía que ser europea. De acuerdo al tiempo en el que escribía esta carta, esa nación era Inglaterra, considerando el ejemplo de su monarquía constitucional para la deriva republicana de las naciones americanas.

Bolívar tenía la idea de adoptar el republicanismo como forma de gobierno, según Hidalgo, para integrar al ideal de una sola nación  nuevas realidades políticas y jurídicas como el ‘poder moral’. Adicional a la creación de un Ejecutivo y Senado vitalicios que garantizaran la continuidad de su proyecto. Principio aprendido, según su carta, de la experiencia británica.

Bolívar concluye su misiva insistiendo en que la libertad se alcanzará únicamente “bajo los auspicios de una nación liberal que nos preste su protección”.

Postulado que el historiador quiteño Juan Paz y Miño explica al decir que el contexto en que se escribió la ‘Contestación de un Americano Meridional a un caballero de esta Isla’ estuvo marcado por las condiciones que sorteaba la Corona española.

“En ese momento nuestras élites tenían que ser fideístas, es decir pretendían autonomía y, al mismo tiempo, decían: ‘recordamos a nuestro amado Rey Fernando VII’ porque España estaba invadida por Napoleón Bonaparte. El rey estaba preso y reivindicarlo era una especie de reivindicación de la soberanía, de reapropiación de una metrópoli. Pero qué autoridades eran las que estaban gobernando Latinoamérica”, dice Paz y Miño.  

Yagrega: “La radicalidad del proceso independentista fue avanzando conforme avanzaba la gesta hasta que, finalmente, el objetivo central fue el independentismo completo, alcanzar libertad plena frente al coloniaje y constituir las repúblicas”.

El proceso de Independencia en América arranca el 10 de Agosto de 1809, con la Revolución de Quito. “Para 1810 —relata Paz y Miño—, Simón Bolívar ya se involucró en el proceso liberador de Venezuela que, para 1811 declara su Independencia; fue el primer país en hacerlo y, sin embargo, esa gesta es frustrada porque la lucha con los españoles no siempre fue exitosa”.

“Bolívar se traslada a Jamaica y, en 1815, escribe esta famosa ‘Carta de Jamaica’, dirigida a Gran Bretaña, para que se involucre en el proceso de independencia y financie su lucha, cosa que ocurrió porque, finalmente, los países latinoamericanos, al menos los del sur y los grancolombianos llevamos una fuerte carga de esa deuda”, cuenta.

La Cancillería ecuatoriana dará “la protección correspondiente” a la Carta de Jamaica, según el canciller.

Datos

El título original de la ‘Carta de Jamaica’ es ‘Contestación de un Americano Meridional a un caballero de esta Isla’ y fue una respuesta al comerciante jamaiquino Henry Cullen.

Dos copias en inglés —de los años 1818 y 1825— de esta histórica misiva son las fuentes conocidas de las traducciones a lengua castellana, en las que la censura eliminó un párrafo hasta ahora desconocido.

Los historiadores Francisco Javier Yánez y Cristóbal Mendoza publicaron, en 1833, la ‘Colección de documentos relativos a la vida pública del Libertador’ que contiene la única copia en castellano del documento original.

La histórica misiva,  redactada por Pedro Briceño Méndez, puede ser expuesta en Guayaquil durante la próxima cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), programada para diciembre de este año.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: