Susana Pautasso fue despedida entre amigos y familiares

- 16 de agosto de 2018 - 00:00
Familiares y artistas de la escena teatral ecuatoriana recordaron a la actriz Susana Pautasso en el Patio de Comedias, en el centro norte de Quito.
Foto: Jhon Guevara / EL TELÉGRAFO

Para recordar a la  actriz argentina Susana Pautasso (1947-2018) sobran las palabras y adjetivos. 

Entre sus familiares y amigos, todos destacan su “pasión, fuerza, sentido del humor y jovialidad”, y de ese modo la recordaron en un evento artístico tributo, realizado la noche del martes en el Patio de Comedias, en La Mariscal de Quito.

El acto contó con la presencia de familiares cercanos  y artistas de la escena teatral, como Juana Guarderas, Christoph Baumann, Valentina Pacheco, entre otros.

  Susana no solo respiraba arte, también ecuatorianidad. “Se sentía más ecuatoriana que argentina. Por eso regresó de Córdoba, donde había residido los últimos cuatro años, pero quería volver aquí”, afirmó Mario Óscar, hermano de la actriz. 

Sin embargo, el destino decidió que fuera una estadía corta, pues falleció el pasado domingo, a solo tres días de su llegada. “Fue su última función, y también travesura, pues siempre se salía con la suya”, manifestó Mario.

En el teatro se ganó el respeto de sus pares por su talento y fuerza escénica.

Así la recuerda Susana Nicolalde, actriz ecuatoriana, que conoció a Pautasso a mediados de los años 80, cuando con el grupo Malayerba dictaba laboratorios de teatro en Guayaquil.

“Aportó mucho a la escena del país. El caso de Susana es que son mujeres que no se van a ir nunca. Digamos que regresó para quedarse”, sentenció Nicolalde.

En cambio, Valentina Pacheco, actriz con la que compartió la obra clásica La casa de Bernarda Alba, la toma como un referente.

“No solo para mí, para todos, como actriz, persona, Susana tenía pasión por la vida, las creencias y, sobre todo, el arte”.

El homenaje a Pautasso en el Patio de Comedias incluyó una ceremonia de fuego sagrado con cuatro tabacos, que  representaron los cuatro puntos cardinales, donde están sus seres queridos.

Su entorno la recordó con cartas emotivas, anécdotas y música de homenaje a la actriz que a finales de los 70 llegó a Ecuador, país que lo hizo suyo, tanto que solo volvió para quedarse. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: