La Orquesta Joven del Ecuador realiza su gira más ambiciosa

- 05 de mayo de 2018 - 00:00
El primer concierto realizado por la Orquesta Joven del Ecuador fue en beneficio de las víctimas del terremoto ocurrido el 16 de abril de 2016.
Fotos: cortesía de Isabel Rodríguez S / OJE

El conjunto sinfónico, formado hace dos años, emprende un viaje por cuatro países europeos. Se presentarán en la sede de la ONU en Ginebra y en París, en la Semana de América Latina.

El primer concierto de la Orquesta Joven del Ecuador (OJE) se realizó para recaudar fondos destinados a las víctimas del terremoto del 16 de abril de 2016.

Desde entonces, las presentaciones no han parado y, entre sus primeros recitales, dieron uno por la paz en la frontera colombo-ecuatoriana e hicieron dos incursiones en Brasil, en un par de festivales de música sinfónica internacional.

El “récord” que mantienen es de tres eventos por mes, dice el director Diego Carneiro. El músico, proveniente de la Amazonía brasileña, cuenta que El Coca y Yasuní han sido los lugares más cercanos a su lugar de origen.

“Ahora, nuestro desafío más grande está en Europa”, dice el chelista que, para el cierre de esta edición, llegó a Berlín, la primera ciudad en que tomará la batuta frente a una parte de sus músicos.

Diego Carneiro dirige la OJE, con la cual ha realizado medio centenar de recitales en varios países.

Los instrumentistas de la OJE, en Ecuador, son más de 40 y, después de su visita a la capital alemana —donde harán cinco conciertos— estarán en Madrid, el 21 de mayo; en Ginebra, el día 24 y en París, el 29.

En Francia integrarán parte del cartel de Semana de América Latina en lo que será el cierre de una minigira, el mayor hito de esta orquesta que sobrevive a pulso. Se mantiene a través de la autogestión y el mecenazgo virtual (crowfunding).

 Gira e intercambio cultural
La visita a Berlín incluirá un intercambio con dos orquestas de ese país. Hace dos semanas, un director alemán visitó a Carneiro y sus músicos, en lo que fue un primer acercamiento que se complementa este mes con su llegada a Europa.

Tulcán, Machala, Loja, Guayaquil, Cuenca y Esmeraldas son algunas de las ciudades ecuatorianas en que se han presentado, recuerda Carneiro, durante su visita a la Redacción de este diario.

“Hicimos una suerte de trabajo de integración en el país”, sonríe, “porque estas ciudades son muy diferentes entre sí y la música tiene el papel, la capacidad de integrarlas de forma psicológica, quizás, y con un idioma”.

Sinfonía y trabajo social
Cada viaje de la Orquesta Joven del Ecuador incluye una exploración de la identidad de los lugares a los que arriban.

Sus sinfonías han poblado sitios como Quilotoa, Pujilí, Tigua, Chugchilán o Latacunga, con conciertos didácticos, en catedrales y cuyo público, de varias generaciones, “queda impactado” —a decir del director— con su puesta en escena.

“La misión es que en los repertorios se integre a la música clásica, que ha trascendido siglos y países porque no tiene fronteras. Eso acompañado de música nacional, latinoamericana”, explica Carneiro, cuya gestión en torno a la orquesta no le quita tiempo a los ensayos.

El actual periplo de esta orquesta va del 1 al 29 de mayo. Entre sus integrantes hay músicos de todo el país, además de instrumentistas brasileños, venezolanos, colombianos, cubanos y uno europeo, de Holanda.

“Estamos integrando a músicos de Venezuela”, país en el cual, al igual que Argentina, se forman músicos sinfónicos desde la infancia. La meta mayor la Orquesta Joven del Ecuador es formar conjuntos satélites, que difundan su propuesta y la multipliquen.

“Es un mes histórico”, dice Carneiro, sonriente, enfundado con un traje de concertista, pero sin corbata. En su país, el grupo ha visitado Río de Janeiro y Parati.

El IBEC (Instituto brasileño ecuatoriano de Cultura) otorgó becas a algunos de los músicos, lo cual ha reforzado el intercambio con la cultura del director amazónico.

“Hay que darse cuenta de que la cultura es lo que mejor promociona a un país, vamos a ponerlo así: la música llega al corazón, al alma de las personas y hay que saber qué ofrecerles”. La orquesta producirá un disco a su regreso.

Superando adversidades
Entre los músicos de la Orquesta Joven del Ecuador hay quienes tienen estatus de refugiados y provienen de Colombia y Venezuela.

Ellos promueven los conciertos que se darán los próximos 12, 15 y 16 de mayo, en la Basílica del Voto Nacional (20:00), en el Auditorio de las Cámaras (19:00) y el Teatro Shakespeare del Paseo San Francisco-USFQ (19:30) respectivamente. Los aportes del público, en estos eventos, servirán para la agrupación.

El tema mundial “Migración y refugiados: promoviendo la paz e integración entre las naciones” conllevará la llegada de representantes de 30 países a la capital.

Allí estará la marca de la orquesta, cuyos integrantes van a formar una fundación para el desarrollo cultural.

Los lugares en que ensaya esta orquesta internacional están en las instalaciones del IBEC y la Alianza francesa de Quito. En octubre de 2017, la Cancillería del Ecuador reconoció la labor de estos músicos luego de su viaje a dos ciudades brasileñas.

Las recaudaciones (que se receptan en la página web orquestajovenec. wordpress.com) también incluyen la necesidad de instrumentos sinfónicos. (I) 

Datos

Crowfunding

Intercambios y conciertos

Cinco integrantes de la Orquesta harán un intercambio con dos conjuntos sinfónicos de Berlín, Hamburgo y Kassel. En Alemania realizarán cinco conciertos y un segundo grupo viajará a España, país en que se presentarán el lunes 21 de mayo.

50 músicos participan en la Orquesta Joven del Ecuador, formada hace más de dos años en Ecuador.

Evento emblemático

El 24 de Mayo, en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU, Ginebra) estarán presentes los integrantes del conjunto, en medio de 193 representantes de misiones.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: