Tres ciudades acogerán obra de Rufino Tamayo

- 05 de septiembre de 2018 - 00:00
Carlos Rojas, uno de los curadores de la muestra, dice durante una visita guiada que el interés de Rufino Tamayo es explorar el color y las formas.
Fotos: Miguel Jiménez / EL TELÉGRAFO

Una muestra retrospectiva del pintor mexicano se expone en el Museo del Carmen Alto, en Quito. La exhibición viajará después a Guayaquil y Cuenca.

Durante la Revolución Mexicana, el arte plástico –sobre todo el gran muralismo hecho por figuras como Diego Rivera, David Siqueiros y José Orozco– se volvió esencialmente político, social, involucrado con los grandes eventos históricos que se vivían.

Sin embargo, hubo un artista mexicano de ese tiempo cuya exploración sobre la realidad de su país era menos situacional y más universal.

Se trataba de Rufino Tamayo, quien rápidamente derivó en la semifiguración–distanciándose del realismo tan presente en la primera mitad del siglo XX– y luego exploró en la abstracción.

Tres salas en el Carmen Alto acogen las 64 obras gráficas de Rufino Tamayo, quien exploró la semifiguración.  

La muestra Mexicano Universal, que se expone en el Museo del Carmen Alto de Quito hasta el próximo 23 de septiembre, presenta 64 grabados –entre litografías, aguafuertes y mixografías– de Rufino Tamayo, nacido en Oaxaca, en 1899. Hijo de un zapatero y una costurera, es considerado el artista más universal de su generación, denominación que alcanzó  gracias al apoyo incondicional de su esposa Olga.

Carlos Rojas, uno de los curadores de esta muestra que se realiza por el cuadragésimo aniversario de vida institucional de Produbanco, señala que “Tamayo no toma los motivos de la Revolución Mexicana o de las revoluciones del siglo XX. Él más bien se dirige al fondo ancestral, a las culturas aztecas, mayas, se va hacia los olmecas”.

En vez de dirigirse a la inmediatez de la situación política, Tamayo retrocede para  preguntarse qué es ser indígena, mexicano o latinoamericano. “Ese era su modo de ser político porque él era profundamente mexicano”, añade Rojas.

Tres salas sobre Tamayo
En uno de los salones de la planta baja del Carmen Alto se expone la primera parte de la muestra de Tamayo, que visibiliza el interés del artista por explorar el color, la semifiguración y la búsqueda por la simetría a través de elementos como la sandía.

Rojas recuerda que Tamayo viajó a Nueva York y con las corrientes más avanzadas de la época, sobre todo de la posguerra. Aunque no es exactamente un informalista, tiene elementos de esa escuela”, dice el experto.

La sala se complementa con dibujos elementales de las culturas prehispánicas los cuales el artista mancha con colores intensos, como un gesto expresionista.

Dos salas en el segundo piso complementan esta exposición que en los próximos meses estará en Cuenca, en el Museo de las Conceptas, y en Guayaquil,  en el Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (MAAC).

Allí se aprecia el estudio de Tamayo sobre las cabezas, sobre todo de la cultura Olmeca, y la conjunción en un solo cuadro de colores estridentes que, sin embargo, hacen una armonía. También resalta el uso de la mixografía, se avizoran rasgos del fovismo y destacan sus melancólicas obras sobre perros, torsos y cuerpos. (I)  

Organización

Horarios

La muestra estará abierta de miércoles a domingo, de 09:30 a 16:30. El costo de ingreso al museo es de $ 3 para adultos, $ 2 para estudiantes, $ 1,50 para niños y adultos mayores. Para las personas con discapacidad el ingreso gratuito. 

23 de septiembre es la fecha hasta la que se podrá visitar la muestra en el Museo del Carmen Alto. 

Responsabilidad social

Mexicano universal  es una muestra que se organiza por el cuadragésimo aniversario de vida institucional de Produbanco. Las obras provienen de la Fundación Ortiz Gurdián.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: