"La flauta mágica" de Mozart es adaptada a la visión andina

- 12 de junio de 2018 - 00:00
La adaptación musical de La flauta mágica para la Orquesta de Instrumentos Andinos fue iniciada por el maestro Segundo Cóndor hace 10 años. Tadashi Maeda durante un ensayo de la OIA.
Fotos: Jhon Guevara / EL TELÉGRAFO

La ópera en dos actos tendrá su estreno en Quito este 14 de junio en el Teatro Nacional Sucre. En este proyecto participa la Orquesta de Instrumentos Andinos, que en esta ocasión es dirigida por Carmen-Helena Téllez.

Estrenada tres meses antes de la muerte de Mozart en el Theater auf der Wieden de  Viena, La flauta mágica es una ópera simbolista en dos actos que lleva su música y cuyo libreto es del alemán Emanuel Schikaneder.

El argumento de la obra tiene —además de los variados símbolos que aparecen en cada acto— un carácter fantástico y romántico: el príncipe Tamino, perseguido por una serpiente, de repente llega a los territorios de la Reina de la Noche, quien le pide que rescate a su hija Pamina de las manos de su secuestrador, Sarastro.

A cambio de la liberación, la Reina de la Noche le ofrece la mano de Pamina a Tamino, quien junto con el hombre-pájaro Papageno deberá sortear una serie de pruebas para alcanzar su cometido.

El figurinista brasileño radicado en Madrid, Felype de Lima, fue el encargado de diseñar el vestuario. Junto con su equipo viajó hacia Otavalo el anterior año para dialogar con las comunidades e investigar sobre su vestimenta.

Esta historia se estrenará este 14 de junio en el Teatro Nacional Sucre, pero desde una mirada andina y con la participación de un nutrido grupo de músicos, artistas en escena, diseñadores y más.

La adaptación musical de La flauta mágica de Morzart para la Orquesta de Instrumentos Andinos (OIA) arrancó hace 10 años con el maestro Segundo Cóndor, quien no pudo terminarla, pero cuyo proyecto lo continuó la OIA, Carmen-Helena Téllez, directora musical de la obra, y Chía Patiño, quien desde hace dos años investiga la adaptación escénica de este trabajo e hizo la traducción del libreto original de Emanuel Schikaneder —del alemán al español con expresiones kichwas—.

“En vez de que sea una orquesta andina que suene europea, pasamos la obra hacia la sonoridad andina; nuestros sonidos más tiernos”, comenta Chía durante un ensayo de la obra.

El diseño de marionetas estuvo a cargo de la artista española Alejandra Prieto, quien pondrá en escena 90, las cuales fueron  ejecutadas con la particular técnica japonesa del bunraku.

Para la adaptación, “hay una cohesión en todos los lenguajes. Acá sigue siendo el mismo concepto: lo que era un cuento de fantasía para Mozart en nuestro caso andino es vivencial. Sigue siendo un cuento, pero más natural. No se fuerza por ningún lado. Allá toman vino, acá chica. El pan se vuelve tamales. Los animales mágicos que hipnotizan son quindes”.

En escena habrá 90 marionetas diseñadas por la española Alejandra Prieto; 585 piezas de vestuario hechas en Ecuador y diseñadas en España por el figurinista Felype de Lima; 40 músicos de la OIA, y 59 cantantes de varios elencos.

El figurinista brasileño radicado en Madrid, Felype de Lima, realizó el anterior año una visita a Ecuador, concretamente a Otavalo, para hacer una investigación cultural del mundo andino, de su cosmovisión y de su indumentaria, y para organizar  talleres con artesanos que colaborarían con las prendas.

De allí se nutrió para diseñar diversas indumentarias, entre mamachumbis, alpargatas, blusas, rebozos, fajines, sombreros y ponchos.

“Creí que los artesanos iban a proteger más su cultura, pero  se abrieron. Hemos aprendido mutuamente. Es un intercambio de cultura, de artesanía, color, de forma de hacer”, dice Felipe.

Valiana Areco, constructora de monigotes y ayudante de Alejandra Prieto, comenta que los títeres fueron hechos bajo la técnica japonesa del bunraku, que implica que cada figura debe ser manejada por tres personas para que muevan adecuadamente sus extremidades.

Liliana Duque, quien ya había trabajado en otras obras junto con Chía, añade que el diseño del escenario tendrá un componente escultórico importante. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: