El Premio Brasil, arte emergente en ebullición

- 02 de noviembre de 2017 - 00:00
Gary Vera fue reconocido con el Premio Adquisición por la instalación de dibujos Errare humanum est (2016-2017).
Foto: John Guevara / El Telégrafo

Gary Vera, Matías Armendaris y Juan Carlos Vargas fueron los ganadores de la tercera edición. Sus obras estarán expuestas hasta el 25 de febrero de 2018.

En la muestra de la tercera edición del Premio Brasil, que estará abierta hasta el 25 de febrero de 2018 en el Centro de Arte Contemporáneo de Quito (CAC), 16 artistas emergentes del país exponen obras que transitan por diversos formatos y lenguajes: algunos vuelven a la pintura, el dibujo y la fotografía; y otros le apuestan al videoarte, la instalación y a formas experimentales de la escultura.

En sus dos ediciones anteriores, este reconocimiento -que lo entrega la embajada de Brasil junto con el CAC- premiaba a artistas menores de 30 años, pero en esta ocasión se amplió el rango de edad hasta los 35 años. Más que una exposición con algún eje temático, se trata de un catálogo abierto de trabajos disímiles que, sin embargo, evidencian algunas coincidencias, como el uso de la tecnología como soporte, o una reflexión sobre la relación individuo-máquina. 

El artista guayaquileño Juan Carlos Vargas recibió el Premio Beca de Viaje por la videoinstalación Input (Next/Home), en la que muestra fragmentos de su ciudad proyectados en vidrios rotos que él halló mientras caminaba. “Ustedes no están preparados para mi trabajo artístico”, les dijo Vargas a sus compañeros de Los Chivox, el colectivo de arte con el cual trabaja, recorre y redescubre espacios que aparentemente están inhabitados en Guayaquil. Dice que no lo entienden porque propuso un álbum de fotos vacío que encontró en la calle a un concurso de pintura de la ciudad.

Matías Armendaris ganó el Premio Residencia por la obra Ataúd de mosca muerta.

A sus compañeros les causaba risa el gesto. Para Vargas, ese objeto creado para contener imágenes del pasado y que estaba tirado en la calle, habla por sí solo de cómo los humanos son capaces de deshacerse de sus propias memorias y nostalgias. En ello está gran parte del sentido de su obra.

Vargas es un recolector de señales olvidadas en la calle. Su trabajo consiste en activar lugares ya olvidados o destrozados. En su propuesta para el Premio Brasil presentó el video de una casa desocupada, de esas que le gusta registrar (fotográfica y físicamente), en el sur de la ciudad. A través de un zoom in y zoom out hace un video en loop que proyecta con los restos de unos vidrios y que cercan las imágenes. Él juega entre ser fotógrafo callejero y archivero.

La obra con la que Gary Vera ganó el Premio Adquisición está compuesta por 365 dibujos en papel de 15x15 cm cada uno. Cada dibujo representa un palillo de fósforo consumido y una fecha en sello que sigue una secuencia de días a partir del 1 de enero de 2016 hasta el 31 de diciembre de 2016.

Como un gesto poético, el artista le asigna a cada día del año una forma distinta: en varios cuadros se ven cerillos totalmente consumidos, como una representación de lo que pudo haber vivido alguien en ese período de tiempo.

El guayaquileño Juan Carlos Vargas recibió el Premio Beca de Viaje por la videoinstalación Input (Next/Home).  

La obra de Vera se llama Errare Human est y “trata sobre el uso del lenguaje y la forma en que se construyen los significados en la representación de la memoria”.

En la categoría Premio Residencia, Matías Armendaris fue seleccionado por la obra Ataúd de mosca muerta. El artista hará un viaje y una residencia artística en Pivo Art and Research, en Sao Paulo. “La obra es una talla en madera en forma de rana con una cavidad que se abre como un cofre. Dentro del cofre está el cuerpo muerto de una mosca. La escultura es el ataúd de una mosca muerta tallado en dos piezas de madera atadas con una cuerda para mantenerlo cerrado. Este objeto juega con la potencialidad semiótica de transformación que poseen los objetos. La escultura es un gesto simple y callado que busca despertar de manera autoconsciente el poder de los objetos como contenedores infinitos de mitología”, dice un comunicado.

El resto de artistas que exponen son: Francisco Baquerizo, Fernanda Bertero, Clío Bravo, Luis Chenche, Doménica García, Leonardo Moyano, Ricardo Nugra, David Orbea, Isabel Páez, Esteban Pérez, Isadora Romero, Joshua Velay Cristian Villavicencio. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: