Ciro Guerra y Cristina Gallego estrenan la cinta Pájaros de verano

- 10 de mayo de 2018 - 00:00

Pájaros de verano, de los colombianos Ciro Guerra y Cristina Gallego, arrancó ayer los primeros aplausos de la Quincena de Realizadores de Cannes, inaugurada con esta cinta que pone en escena el floreciente tráfico de marihuana en su país en la década de los setenta.

Guerra regresó con ese filme a una sección paralela e independiente del Festival de Cannes donde en 2015 vio premiada El abrazo de la serpiente con el Art Cinema Award, el más importante de ese apartado.

Tras el tercer filme que le valió una nominación al Óscar a mejor película extranjera, la primera de Colombia, se adentra ahora con Gallego en la historia de una familia de indígenas Wayuu que lidera el tráfico de marihuana en La Guajira.

Dividida en cinco actos, la película narra la progresiva introducción del clan en ese negocio y sus nefastas consecuencias, familiares y profesionales, a medida que este avanza. Su título, contó el director tras el estreno, no fue buscado al azar.

Los pájaros son un elemento “muy poderoso” en la mitología indígena, un presagio de cambio, y el nombre que recibían los integrantes del grupo armado ilegal que ejerció la violencia entre finales de los 40 y los 50.

Esta incursión en el cine de género evita “glorificar a los criminales” en un intento, a juicio de Gallego, de mostrar la realidad en una región “muy rica”, con grandes minas de carbón, y al mismo tiempo aislada y descuidada por el Ejecutivo central.

Pájaros de verano abrió el camino a una amplia representación iberoamericana en la Quincena, que cumple su 50 aniversario. Cómprame un revólver, del guatemalteco Julio Hernández Cordón; El motoarrebatador, del argentino Agustín Toscano; la cinta brasileña Los silencios, de Beatriz Seigner; y la española Petra, de Jaime Rosales, son otros de los participantes. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: