Ecuador, 30 de Septiembre de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

El sol pone en riesgo las telecomunicaciones

El sol pone en riesgo las telecomunicaciones
25 de enero de 2015 - 00:00

A mediados de este mes, la Nasa capturó la imagen de la primera llamarada solar de 2015. Las llamaradas son explosiones de radiación de gran alcance. Este fenómeno —según los científicos— no puede atravesar la atmósfera de la Tierra, pero cuando es muy intenso es capaz de dañar las señales de GPS y afectar las telecomunicaciones.

Redes eléctricas, satélites y transmisiones de radio pueden verse temporalmente interrumpidas, según la Nasa. Además, pueden presentarse irregularidades en el voltaje de la red de distribución eléctrica. Las tormentas solares no son un fenómeno inusual. A criterio de los astrónomos, el Sol tiene ciclos de 11 años con fases más activas cuando se registran las tormentas. Estos episodios incluso pueden durar meses. Por ahora, es poco lo que se puede hacer para mitigar los inconvenientes que las tormentas pueden provocar.

El año pasado, también se registraron varias llamaradas solares que alertaron a los científicos, quienes aseguran que las actuales son similares a las que tienen lugar desde hace unos pocos miles de millones de años y que también llegaban a la Tierra cuando el hombre primitivo sacaba chispas para hacer fuego.

Los investigadores estiman que en algún momento una llamarada podrá alcanzar la Tierra y producir daños importantes en la infraestructura tecnológica a la que están acostumbrados los seres humanos. Por este motivo, consideran fundamental investigar para poder predecir y disponer de un margen de tiempo para minimizar el daño en satélites y otras infraestructuras tecnológicas.

Según la página 20 minutos, los registros históricos establecen que el ciclo periódico de la actividad solar es de entre 9 y 12 años desde hace miles y miles de años, pero solo hay observaciones que permiten su estudio detallado desde hace unos pocos de cientos de años.

Se conoce por qué el Sol está como está y cómo evoluciona y evolucionará hasta su muerte como estrella, pero no hay capacidad para predecir a corta escala por qué ocurren exactamente ciertos fenómenos, cómo van a ocurrir, cuándo y de qué intensidad serán.

El actual ciclo de actividad solar, que está en su fase descendente, ha tenido un mínimo muy prolongado de más de 2 años, que ha sido “muy bajo”, y el máximo ha sido “pequeño” en relación con ciclos anteriores, por lo que algunas teorías apuntan a que se entrará próximamente en una época fría en la Tierra. ¿Podría esta situación ser beneficiosa para disminuir la temperaturas actuales? Las respuestas aún no son definitivas.

 

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media