La democracia y el neoliberalismo

- 26 de junio de 2019 - 00:00

Cómo salir del neoliberalismo sin dejar de ser democráticos? Esta es una pregunta clave de la sociología política actual, pues tal como están dadas las condiciones de organización de nuestra vida, la democracia aparece funcional al neoliberalismo.

La paradoja tiene que ver con que a mayor fortaleza de la democracia y la libertad, mayor fortaleza del sistema capitalista, un sistema cuya estructura de funcionamiento deteriora paulatinamente las condiciones de la democracia y de libertad, aunque pueda mejorar relativamente las condiciones instrumentales para la vida.

Y si no se puede resolver el problema del capitalismo a costa de perder la democracia y la libertad entre los miopes horizontes del totalitarismo, quizá debamos pensar en apretar el acelerador de la democracia para que revienten los resortes que permiten que el capitalismo se beneficie de este gran esfuerzo social por precautelar la democracia y la paz, deformando la democracia exclusivamente para sus intereses y se restablezcan los mecanismos racionales del funcionamiento de un mercado responsable con los fundamentos de su propio funcionamiento, es decir la democracia y la paz.

Ahora bien, este mecanismo de aceleración de la democracia no puede ejercerlo el Estado. El Estado es la expresión del tipo de sistema político y de conciencia ciudadana que está determinado en última instancia por la acción democrática de las personas, y la democracia se ejerce no solo en la emisión de opiniones responsables y verosímiles, sino en las situaciones más particulares.

La micropolítica no solo revelaría que el poder está inscrito en las esferas más íntimas de la intersubjetividad, sino que en estas esferas también se encuentra la posibilidad de la democracia, del respeto al otro, de su trato en condiciones de igualdad y de justicia, y claro que eso cuesta y que representa un esfuerzo personal, pero es un esfuerzo que bien vale la pena, pues podría hacer que nuestra sociedad (y nuestra vida privada) sea un poco mejor, donde no nos atropellemos tanto y donde seamos un poco más felices y libres. (O)