El show de Luzbel fue interrumpido al final del festival Factory

- 26 de abril de 2018 - 00:00
El guitarrista y fundador de Luzbel, Raúl Fernández Greñas, fue trasladado a una clínica luego del concierto, a causa de afecciones por la altura.
Foto: Jhon Guevara / EL TELÉGRAFO

El concierto que conmemoró a las víctimas del incendio en la discoteca Factory, ocurrido hace una década, terminó de forma abrupta, el sábado pasado, en el Parque de las Diversidades.

Los organizadores –que integran varios colectivos– contaban con permiso de la Intendencia para que 9 agrupaciones se presentaran desde las 10:00 hasta las 19:00, pero el show del cuarteto mexicano que integra Luzbel apenas sobrepasaba esa hora cuando una parte de los equipos fue apagada.

El tema “Esta noche es nuestra” no había llegado al estribillo, lo cual provocó la queja de los 2.500 asistentes.

El guitarrista Raúl Fernández Greñas tomó el micrófono para anunciar que la conclusión de su show queda pendiente: “El set completo es de dos horas y un cacho, vamos a regresar pronto para tocar temas de todos los discos”.

La banda había hecho una presentación de una hora y 15 minutos, que incluyó los temas “El ángel de la lujuria”, “Pasaporte al infierno”, “Enemigo interior”, “Kirieleison”, “Destino final”, “Juegos de pasión”, antes de una alocución de un organizador sobre el escenario en un concierto lleno de pronunciamientos.

El cantante Mike Glez, quien tiene un timbre de voz comparable con el del venezolano Paul Gillman, cantó leyendo algunas de las letras en una pantalla y ofreció unos segundos de silencio al recordar a los fallecidos del 19 de abril de 2008, además de las víctimas de los terremotos que han asolado México hace unos meses.

La canción “La gran ciudad” apareció para contentar a quienes esperaban los clásicos de la banda que interpreta heavy metal desde mediados de los 80. Glez, quien cumplía con su segundo show en Luzbel, se puso la camiseta de la selección nacional que le regaló el grupo de personas apostadas a un lado del escenario antes de “El errante”, del disco Tiempo de odio.

A “Paradoxa” le siguió “El tiempo de odio” para desembocar en un minisolo de Greñas, que fue afectado por la altura solo después del show. Antes de ir a una clínica derrochó energía con “Guerrero verde”, “Mienten”, “Hijos del metal”, “Advertencia”, “El loco” y “Por piedad”. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: