Valerosas mujeres del 24 de Mayo de 1822

- 20 de mayo de 2019 - 00:00

Bienvenidos a los recuerdos de las mujeres revolucionarias que marcaron el rumbo de nuestra historia con el mismo coraje que los hombres, pues demostraron que en igualdad de condiciones pueden ofrecer tanto o más que ellos en favor de la libertad de la patria.

Ramona Castillo se llamó una humilde guayasense que se ofreció como enfermera voluntaria del batallón formado por guayaquileños, llamado Yaguachi, e intervino en los combates que se suscitaron durante la marcha de Yaguachi a Pichincha; gravemente herida murió en Riobamba junto a varios compañeros que también ofrendaron sus vidas.

Tres mujeres con ropas y nombres de varones se presentaron en el cuartel de Babahoyo, el 21 de agosto de 1821, para enrolarse en el ejército patriota: Nicolasa Jurado dijo llamarse Manuel Jurado; Inés Jiménez, Manuel Jiménez; Gertrudis Espalza, Manuel Espalza; pelearon valerosamente en la batalla del Pichincha, que nos dio patria y libertad el 24 de Mayo de 1822.

El soldado Manuel Jurado quedó herido en esta gloriosa batalla y fue llevado con otros compañeros también heridos a un hospital de Quito, cuando obligatoriamente se le descubrió el pecho para extraerle la bala se dieron cuenta los médicos de que se trataba de Nicolasa Jurado; le salvaron la vida y el general Sucre la ascendió a sargento.

Manuel Jiménez y Manuel Espalza continuaron en el ejército de Sucre hasta la batalla de Ayacucho, Perú, que fue la contienda final que libertó a las colonias españolas de Sudamérica, luego fueron condecoradas con sus nombres de mujeres: Inés Jiménez, natural de Loja, y Gertrudis Espalza, nativa de Ambato; según el relato de Teresa Mora de Valdivieso.

Este es el lado femenino de la historia, de lucha y valentía, que por derecho debemos rescatar del olvido. (O)

César Burgos Flor