El ungüento maravilloso

- 05 de junio de 2018 - 00:00

¿Qué es lo que hace a una nación próspera? ¿Son acaso sus recursos naturales, la belleza de sus paisajes, el trabajo esforzado o la bondad de su gente? Antes del pozo Drake, el petróleo era un producto sin valor, a lo mucho un ungüento medicinal de uso indígena y ancestral.

Fue gracias al interés innovador del empresario George Bissell, por solicitar los experimentos de Benjamin Silliman -que establecieron el potencial tecnológico del petróleo-, que Edwin Drake construiría el primer pozo de explotación y el inicio de la historia moderna del petróleo. Gracias a la ciencia y tecnología, EE.UU. continúa siendo uno de los principales productores de petróleo del mundo.

Una nación próspera es aquella que cultiva en sus universidades la actividad científica, exploratoria y básica, para que la industria pueda generar riqueza. (O)

Pablo Santiago Jarrín Valladares