Ecuador, 20 de Julio de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Rosalía Arteaga Serrano

Un año de guerra

28 de febrero de 2023

El inicio de la guerra de Ucrania fue hace un año, cuando Rusia sorprendió al mundo al invadir el territorio de ese país, pretendiendo consolidar la anexión de territorios y al mismo tiempo sembrar el miedo en la región. 

La respuesta de Ucrania y de su presidente fueron firmes. Ucrania resiste contra todo pronóstico y a pesar de la dureza de los bombardeos, de los éxodos masivos, de la destrucción de ciudades, de los cultivos arrasados y de su economía destrozada, mantiene el ánimo en alto, la decisión de seguir luchando pese a lo desigual del número de combatientes y a la diferencia de las armas.

La amenaza nuclear sigue pendiendo de un hilo, más aún cuando el presidente Putin ha exteriorizado su decisión de separarse del tratado contra la proliferación de armas nucleares, que había dado respiro a un mundo en el que el poder de las armas de destrucción masiva ha crecido de una manera absurda, poniendo en riesgo la supervivencia de los seres vivos y la del mismo planeta.

Las historias de dolor proliferan, las noticias, si bien ya no ocupan las primeras planas de los medios de comunicación, siguen convocando la atención global, con la angustia de no saber cuándo será el fin de esta guerra físicamente localizada sobre territorio ucraniano, pero que tiene implicaciones en la economía mundial.

La solidaridad, especialmente de los países vecinos, ha sido enorme, en la acogida de los migrantes que llegan por miles, en el envío de alimentos y vituallas que pueden paliar en algo las ingentes necesidades de personas que, de la noche a la mañana, se quedaron sin hogar, sin nada y se vieron obligadas a dejar su país en búsqueda de territorios pacíficos.

Desde esta columna enviamos nuestra solidaridad al pueblo ucraniano, a las madres, a los niños, que siempre son los sectores más golpeados en zonas y en épocas de conflicto. Ojalá se avizore el fin de la guerra y la vuelta a la cordura y al sentido común.

 

Contenido externo patrocinado