Ecuador, 16 de Junio de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Oswaldo Paz y Miño

El país nuevamente en riesgo desde el 8 de marzo de 2023

03 de marzo de 2023

El Ecuador nuevamente en peligro, el señor Iza que en cada intervención suya destila odio, racismo, intransigencia que se sostiene en una forma de liderazgo en la que no priman las ideas, el conocimiento, la cultura y la convicción democrática, sino el chantaje político, anuncia la intención de paralizar el país el 8 de marzo.

El Gobierno ha dialogado con Iza y sus grupos, hasta hace poco. De tales conversaciones, se han logrado avances, conseguido objetivos en las mesas de negociaciones, logros para los pueblos indígenas que de todas formas para la intención de convulsión Iza reniega.

Iza no es dialogante, la paz es una camisa de fuerza para él. Por tanto romper el diálogo, unilateralmente bajo cualquier pretexto es su estilo, pescar a río revuelto. Ha roto el concilio, ha lanzado los dardos, ha quebrado las palabras, para dejar paso a las grescas, a los enfrentamientos, ha quemado las naves de la paz y prepara la caminata a la guerra. No está en su agenda la civilizada conversación, él prefiere las revueltas.

El país en general y la ciudad de Quito en particular han sido víctimas del liderazgo nocivo, destructor, obsoleto, fratricida que impulsa el Iza, personaje que representa a un grupo de ecuatorianos, pero de ninguna manera a la mayoría, de ninguna forma a todas las regiones del Ecuador, ni de lejos, a los millones de millones que no estamos de acuerdo con sus consignas, sus formas, sus estrategias, todas teñidas de amenaza, chantaje, de amedrentamiento y de resultados nefastos ya escritos en la historia entre los que destacan: Quito acorralada, destruida. Ya veremos que hace en defensa de la ciudad el alcalde electo; que dice al menos, pensando en Quito, no en su relación con los verdes y las coincidencias con Iza.

El derecho a la protesta no da derechos a conculcar derechos ajenos, con desmanes, vandalismo, acciones terroristas.

Más allá de sus discursos de barricada, sus consignas pendencieras, el señor Iza queda cada vez descolocado, ya hay fisuras muy cerca suyo, hay otros dirigentes menos violentos, más dialogantes, más preparados, jóvenes no contaminados de la forma de hacer política de Iza, dirigentes y representantes indígenas de formación conciliadora, no guerrerista. Hay ciudadanos indígenas prestantes, académicamente preparados, sólidamente formados, que conducen proyectos empresariales, que lideran investigaciones sociales, que si tienen verdadera intención democrática, que aportan, generan trabajo, no lo impiden, de ese tipo de líderes requiere el Ecuador y el respetable conglomerado indígena. 

Poco o nada ha hecho por el bien común Iza. Su forma de conducción es contraria a los intereses legítimos de sus representados, que tienen que dejar sus tierras, su trabajo, sus familias, sus bienes y poner en riesgo en los caminos, sus vidas. Tanto sacrificio no es justo, por el beneficio de un político que ya resulta retardatario. 

“Nos declaramos en movilización y asamblea permanente y radicalizamos la lucha en los territorios, en defensa de nuestras demandas históricas”, ha dicho Iza. 

“Movilización y radicalización de la lucha” no son palabras de paz, son proclamas de guerra. Si a esto se suma que desde el 7 de marzo otros en la misma línea se advierten que plegarán a las intenciones de Iza de: ‘exigir’ la renuncia de Guillermo Lasso a la Presidencia, en clara coincidencia no casual, con las fichas que mueven los asambleístas correístas defensores del prófugo de la justicia que buscan desde el Poder Legislativo sacar al Presidente de su cargo, al tenor de un análisis Constitucional y legal peregrino, vergonzoso, lo que no sorprende, si es la peor Asamblea de la historia. Los que quieren sacar a Lasso quieren aplicar la vieja patraña de la dictadura del voto. Queda claro que atados están Iza y los verdes, los nudos, llevan al mismo objetivo, romper la democracia, votar del cargo al Presidente. Ya lo ha dicho la Conaie “exigen” la renuncia a Guillermo Lasso, por su “incapacidad de gobernar y resolver los problemas de los ecuatorianos”.

La concertación antidemocrática, de los verdes flex e Iza, aunque se niegue tiene más puntos en común. Pide la Conaie en el numeral quinto de su reciente proclama: que Lasso “presente su renuncia al país y dé un paso al costado frente a las acusaciones que pesan sobre él y su círculo más cercano, por la supuesta estructura de corrupción en las empresas públicas en la que está involucrado su cuñado Danilo Carrera y, además, de sus vínculos con el narcotráfico en el caso Encuentro”.

Y si acaso, el Presidente hace uso de la muerte cruzada mecanismo constitucional y legal amenazan. “No permitiremos que pretenda disolver funciones del Estado y gobernar por decreto. Los pueblos y nacionalidades, las organizaciones sociales, no permitiremos una dictadura. De suceder alguna iniciativa de cualquier índole, de manera inmediata declararemos un levantamiento y un paro nacional en el Ecuador”.

Iza está fuera de sí, el Ecuador le importa un bledo. El país no puede admitir sus acciones y las de los asambleístas verdes empeñados en traer a un prófugo y tumbar al Gobierno.

Contenido externo patrocinado