Ministra de Gobierno reiteró que acudirá a la Asamblea cuantas veces sea necesario

La Secretaria de Estado indicó que ha acudido al Legislativo 40 ocasiones y que esta ocasión no será la excepción.
20 de octubre 11:07

María Paula Romo, ministra de Gobierno, respondió a los argumentos presentados ayer lunes, en la Asamblea Nacional en su juicio político por supuesto incumplimiento de funciones.

El proceso fue presentado por los legisladores Roberto Gómez, Lourdes Cuesta y Amapola Naranjo, en torno a los hechos ocurridos en octubre de 2019.

En declaraciones a Radio América, la Secretaria de Estado recordó que ella ya fue llevada otras tres veces a juicios políticos. Reiteró que la Comisión Especial que se creó en la Asamblea Nacional, también investigó los hechos de octubre e incluso emitió una resolución final en la que nunca se recomendó un juicio político.

Romo reiteró que acudirá al Legislativo. "Iré a la Asamblea cuantas veces sea necesario, será mi comparecencia número 40 en la Asamblea Nacional y mi cuarto juicio político. Afortunadamente me acompaña la verdad y, creo yo, los argumentos razonables", expresó.

La Ministra indicó que dentro de los argumentos presentados por los interpelantes, se inició un debate sobre el uso de las "bombas caducadas" por parte de la Policía, durante las manifestaciones.

Explicó que las bombas lacrimógenas tienen una vida útil, recomendada para su uso, pero luego de que pasa esta fecha, esos elementos pierden toxicidad. "Es decir son menos dañinos, causan un efecto menos grave para la población, que aquellas que están en su tiempo de vida útil".

En ese sentido, la funcionaria dijo que su primera interrogante, tanto para los interpelantes como para los firmantes del juicio, es si pretenden buscar su destitución porque la Policía actuó con exceso de fuerza o muy poca fuerza.

Dijo que el asambleísta Gómez indicó que fueron muy poco dañinas las bombas lacrimógenas causando un riesgo para los policías, mientras que Cuesta y Naranjo hablaron de que las bombas implicaron un riesgo demasiado alto para la población.

Otra de las acusaciones fue la intervención de la Policía en los puntos de ayuda humanitaria, que habría sido a raíz de una orden suya.

Sobre este punto, Romo reiteró que no dio esa disposición. Reflexionó que si uno de los policías hace algo que parece reprochable, es orden de la ministra, pero cuando rescatan a una persona, cuando incautan droga, ahí es mérito de la policía.

"Pero cuando hay un acto de una persona, no un acto sistemático, nada que se haya repetido, sino un acto por el que yo incluso me disculpé (...) por ese acto asumen que es mi responsabilidad", expresó. (I)