Agencia EFE


La familia del exarquero de Inglaterra confirmó ayer su muerte a los 81 años. Es recordado por una atajada acrobática que evitó un gol de Pelé.